"Aterra y da bronca que no puedan ir tranquilas a estudiar"

Dijo la mamá de la joven neuquina a quien intentaron secuestrar ayer en al acceso a la Facultad de Psicología. Horas después se denunció otro intento de secuestro.

Dos presuntos intentos de secuestro a estudiantes de la Facultad de Psicología sacuden a la comunidad cipoleña. “Aterra y da bronca que no puedan ir tranquilas a estudiar”, sostuvo ayer la madre de una de las jóvenes atacadas. Uno de los hechos ocurrió alrededor de las 7:45 de ayer, en el acceso al predio, sobre calle Yrigoyen, y el otro, pasadas las 10, en Borges y Circunvalación.

El fiscal de la causa, Martín Pezzeta, la decana Adriana Hernández y otras autoridades educativas anunciaron que coordinarán acciones para resguardar a la población estudiantil. Como primera medida, personal de la Comisaría Cuarta reforzó las rondas preventivas en la zona.

De acuerdo con la denuncia que radicó una de las chicas en la Fiscalía, fue interceptada minutos antes de las 8 de ayer, en el acceso a la Facultad de Ciencias de la Educación. Dos hombres, a quienes no pudo reconocer porque ocultaron sus caras, la agarraron por detrás y la tomaron del cuello. También le taparon la boca para que no gritara, forcejearon con ella e intentaron introducirla en un auto color blanco, chico, con vidrios polarizados. Afortunadamente, una señora que se encontraba en el lugar y fue testigo directo de la agresión acudió en su defensa.

“Esta mujer, no sabemos quién, empezó a gritar y agarró a mi hija. Si no fuera por ella, mi hija no está acá, y eso es lo grave. Lo que vemos en Buenos Aires, en las grandes ciudades, está pasando en Cipolletti. No puede ser que nuestros hijos no puedan ir a estudiar porque algo malo puede pasarles”, expresó Candy, la mamá de la víctima.

En diálogo con LM Cipolletti, sostuvo que los agresores no tenían la intención de robarle porque rebolearon su mochila, ni quisieron sacarle el celular. “Claramente, ellos querían llevársela”, manifestó.

La joven, de 21 años y oriunda de Neuquén, quedó visiblemente marcada en el cuello y en las manos, pero por fortuna no necesitó ser asistida por un médico. No bien pudo zafarse y los agresores huyeron a toda velocidad en un auto, el primer impulso que tuvo fue correr hasta la facultad y llamar a la Policía. En medio de la conmoción, no volvió a tener contacto con la señora que la salvó, y por estas horas la Fiscalía y la Policía intentan ubicarla. “Estamos tratando de dar con esta mujer porque ella los tuvo frente a frente y puede ayudarnos”, sostuvo Candy.

El fiscal Pezzetta esperaba también los videos de las cámaras de seguridad que tiene la Municipalidad en la zona, mientras las autoridades educativas indagaban con el personal si alguien vio algo sospechoso, a fin de aportar información a la causa. Representantes del centro de estudiantes y la comisión de mujeres seguían de cerca cada paso en la investigación y reclamaron medidas concretas para garantizar la seguridad. Hoy habrá una asamblea interclaustro, a las 16, en el patio de la sede de Los Tordos.

Segundo caso

El otro de los hechos denunciados en la Fiscalía ocurrió a las 10:20 aproximadamente. Según los dichos de la víctima, bajó de un colectivo en calle Naciones Unidas y caminó en dirección a su casa. La estudiante, que ya estaba al tanto de lo que había ocurrido, se asustó al ver que un auto blanco chico comenzó a seguirla hasta que logró ingresar a su casa, ubicada cerca del lugar. Según fuentes judiciales, esta joven estaría en condiciones de identificar a las personas que la siguieron.

Como la investigación es preliminar, el fiscal de la causa no descarta ninguna hipótesis, incluso que los autores conozcan a las víctimas, en cuyo caso la motivación podría ser otra. No obstante, de las denuncias radicadas no surge ningún indicio al respecto porque la primera de las víctimas ni siquiera pudo ver a sus agresores. Por la voz, sólo pudo establecer que uno era mayor y el otro parecía más joven.

“Espero que los encuentren y que se haga justicia, que no sea un caso más. Mi hija está mal, no quiere ir más a la facultad, está lastimada, temblorosa, con miedo, y yo indignada. Esta basura de gente le puede cagar la vida a una piba que estudia para forjarse un futuro mejor”, concluyó su mamá.

Estudiantes y autoridades de Psicología reclamaron mayor prevención policial para garantizar la seguridad en la sede de Los Tordos.

Antecedente

A principios de abril, una joven que volvía a su casa del trabajo, de madrugada, denunció un hecho similar. Un auto se le puso a la par y bajó un hombre armado con un cuchillo que trató de atraparla. La joven iba en bici y pudo escapar. Ocurrió a pocas cuadras del ingreso a la sede de la UNCo en el barrio Los Tordos y hasta el momento no hubo detenidos.

Embed

“Esto que vemos en las grandes ciudades, está pasando en Cipolletti y es grave. No puede ser que nuestros hijos no puedan ir a estudiar porque les pueda pasar algo malo”.Candy, Mamá de una de las víctimas de intento de secuestro

Para la universidad, fue un “hecho aberrante” y genera alarma

El rector de la Universidad Nacional del Comahue, Gustavo Crisafulli, reclamó formalmente al Gobierno y el Municipio que haya mayores medidas de seguridad ante “un claro intento de secuestro, un hecho aberrante que nos debe poner en alerta”. El rector aseguró además que la universidad puso a disposición de la joven y su familia “apoyo de abogados y psicólogos”.

Crisafulli manifestó que los ataques en el ingreso a la sede de Los Tordos son muy preocupantes, por lo que se comunicó “con el ministro de Gobierno de Río Negro (Luis Di Giacomo), para informar la situación”. “Al mismo tiempo informé al intendente de Cipolletti, Aníbal Tortoriello, que siempre tuvo una actitud clara de colaboración y poner en conocimiento la gravedad de este hecho. Tenemos que trabajar por la seguridad”, expresó. El responsable de la universidad aseguró que la Provincia comprometió reforzar las rondas preventivas de la Policía en la zona.

Además del reclamo por mayor presencia policial, el rector de la UNCo aseguró que se organizarán talleres y charlas entre equipos técnicos de la institución, el Consejo de Seguridad Ciudadana y los alumnos para difundir pautas de seguridad, fundamentalmente en los horarios de ingreso y salida a los edificios universitarios.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario