Asesinó a su hermana melliza y busca zafar de prisión por emoción violenta

Empezó el juicio por el crimen de Juana García en el Pichi Nahuel.

Con dos posturas enfrentadas, se desarrolla en los tribunales locales el juicio oral por el salvaje crimen de Juana Dora García, quien murió tras recibir una veintena de puñaladas y un escopetazo. Mientras que la defensa del acusado, hermano de la víctima, sostiene que se trató de un hecho bajo estado de emoción violenta, desde la fiscalía se afirma que hubo violencia de género y que debe haber una condena por femicidio.

Ayer se cumplió otra jornada de testigos, con una integrante de la Comisaría de la Familia y también un psicólogo. En la jornada de hoy, escucharán a más profesionales, que analizarán la conducta desplegada por el asesino, Juan García, y la difícil relación que tenía con su hermana melliza en un domicilio del barrio Pichi Nahuel.

Te puede interesar...

De acuerdo a lo informado por el Ministerio Público Fiscal de Cipolletti, la parte acusadora buscará probar que el caso se encuadra en un contexto de violencia de género y que se trata de un femicidio, y la defensa “abogará por encuadrar el caso dentro de las causales de la emoción violenta o la inimputabilidad del sujeto a la hora del ataque”.

En este marco, ayer se presentó una funcionaria policial y contó los detalles de las denuncias que se habían realizado tras incidentes entre los hermanos García, en su casa de O’Higgins al 900. La relación era muy conflictiva y los vecinos no desconocían los enfrentamientos permanentes. Por este motivo, con la citación de testigos, las partes intervinientes en el proceso buscan determinar si la víctima era destinataria de golpizas diarias o si había “violencia recíproca”, explicaron fuentes judiciales. En la presente jornada, con las declaraciones de dos profesionales de la psicología, se espera contar con más elementos que respalden las hipótesis de los acusadores y la defensa.

Los fiscales Martín Pezzetta y Santiago Márquez Gauna consideraron que la calificación legal del hecho es la de homicidio doblemente calificado.

2 agravantes consideró la fiscalía en la acusación.

Para Martín Pezzeta y Santiago Márquez Gauna no hay dudas de la acción salvaje desplegada por el acusado, que ultimó a su hermana melliza con un potente disparo de escopeta.

Puñaladas y un tiro a quemarropa

El crimen de Juana García, de 56 años, sucedió el 29 de mayo de 2018, alrededor de las 21, mientras el acusado y la víctima se encontraban en la vivienda que compartían con su madre en calle O’Higgins de Cipolletti. En esas circunstancias, los hermanos mantuvieron una acalorada discusión tras la cual el hombre atacó a la víctima propinándole varios golpes en la cabeza y en el resto del cuerpo y asestándole más de 20 puñaladas con un cuchillo. Luego, con una escopeta calibre 16, le disparó a quemarropa en el rostro.

LEÉ MÁS

Comenzó el juicio por el brutal femicidio del Pichi Nahuel: su hermano mellizo es el imputado

Camión de la Muni entró a la Ruta 151 en una zona prohibida y fue grabado

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario