El clima en Cipolletti

icon
Temp
72% Hum
LMCipolletti fue

Anai Mapu: definen la pena para policía y pedirían 10 años de prisión

El oficial Cristian Caumillán ya fue declarado culpable por torturas.

Las partes intervinientes en el proceso contra un policía de la Comisaría 45 del barrio Anai Mapu se encuentran ultimando los detalles para el denominado juicio de cesura, y los acusadores solicitarán un severo castigo de prisión efectiva.

De acuerdo con fuentes allegadas a la causa penal, el Ministerio Público Fiscal de Cipolletti y la parte querellante avanzarán con un pedido de 10 años de cárcel para Cristian Caumillán, quien ya fue declarado culpable del delito de torturas. Mientras tanto, deberá aguardarse la posición definitiva de la defensa particular del efectivo policial del Mapu.

Te puede interesar...

Estaba prevista el miércoles la realización de una audiencia de oposición pero fue suspendida. Desde la defensa hay intención de proponer una serie de testigos para la cesura, que podrían beneficiar el fallo definitivo que recaerá sobre Caumillán.

El policía que fue llevado a juicio por un hecho ocurrido el 17 de mayo de 2020 en una propiedad situada en calle Perón al 2600 fue el único condenado. En tanto, el otro efectivo juzgado, Matías Galarce, fue beneficiado con la absolución de culpa y cargo.

Durante el debate que se desarrolló en los tribunales de Urquiza y España, Caumillán pidió brindar su versión de los hechos y aseguró que se limitó a evitar un intento de robo, que efectuó disparos hacia el piso y, finalmente, logró reducir a dos sospechosos.

En la vereda opuesta se ubicaron la fiscalía y la querella, que hicieron un repaso de los testimonios incriminantes y el resto de las pruebas y consideraron que estaba probada la culpabilidad del policía acusado. El tribunal integrado por las juezas Florencia Caruso, Sonia Martín y Marcelo Gómez coincidió con los acusadores y condenó a Caumillán.

El policía declarado culpable permanece en libertad y su situación no variará mientras la sentencia no se encuentre firme. Tras la cesura, la defensa podría avanzar con la impugnación del fallo.

En el inicio de la investigación, no solo Caumillán estuvo bajo sospecha y varios agentes de la Unidad 45 tuvieron que hacer un descargo por la grave acusación.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario