LMCipolletti alarma

Alertan sobre posibles inhibidores de alarma para robar vehículos

La Policía investiga dos robos y no descarta que hayan sido cometidos con inhibidores de alarma. Los damnificados están seguros que cerraron sus vehículos.

Dos robos cometidos durante la semana pasada encendieron las alarmas. Desde principios de año no se tenía noticias de otro hecho delictivo cometido con inhibidores de alarma. También existe la certeza de que los hechos denunciados hayan sido perpetrados bajo esa modalidad, pero los damnificados están seguros que utilizaron tales dispositivos para sacarles todo lo que llevaban en su interior. Además, la Policía no lo descarta y, por eso, lleva a cabo una investigación que todavía no arroja resultados concluyentes.

En diálogo con LMCipolletti, el titular de la Comisaría Cuarta, Osvaldo Huanque, dijo que los vehículos se encontraban estacionados en la vía pública, en horario comercial. Uno de ellos, en la calle Velez Sarfield; y el otro, en San Martín.

Te puede interesar...

Al momento de los hechos, autores ignorados robaron las pertenencias de sus damnificados sin violentar los vehículos y personal de la Comisaría Cuarta intenta establecer las circunstancias.

"Ellos -los damnificados- están seguros que cerraron sus vehículos. Presumen que utilizaron inhibidores de alarma para abrirlos sin ocasionar daños. Nosotros no descartamos esa posibilidad, pero recalcamos a los conductores que cercioren que se activen los sistemas de seguridad", indicó Huanque.

Y agregó: "Antes, los autos se cerraban con llaves, pero ahora, a cierta distancia e incluso desde el interior del comercio, los propietarios pueden pulsar y creer que se cierran debidamente. Sin embargo, ese momento de confianza también puede ser aprovechado por los delincuentes".

En un caso, la víctima refirió que se bajó tres minutos a realizar una diligencia y le sacaron todas sus pertenencias sin forzar ninguna abertura del rodado.

Por lo general, los ladrones que utilizan esta modalidad atacan donde hay mucho movimiento de personas. Se lo denomina el delito invisible porque nadie los ve venir. Sus principales víctimas son clientes y turistas que acuden a realizar compras.

Suelen operar de a dos, mientras uno hace vigilancia y el otro inhibe la frecuencia de la alarma. Los inhibidores pueden ser manuales, tipo Handy, y otros que se instalan en el propio auto de los delincuentes y tienen un rango de alcance de 50 a 70 metros.

Si el delincuente tuvo éxito y bloqueó la alarma, de inmediato procede a abrir el auto sin forzarlo y se lleva todo lo que está en el interior. De ahí que se recomienda no dejar nada de valor en los rodados.

En principio, los investigadores policiales no creen que los autores de los dos robos cometidos durante la semana pasada en jurisdicción de la Comisaría Cuarta hayan sido cometidos por los dos inhibidores de alarma identificados a principios de año, a quienes la Justicia le formuló cargos.

Se trata de las dos personas que fueron detenidas en pleno centro de Cipolletti, luego de ingresar a una camioneta con un inhibidor de alarma y robar $5 mil en efectivo. Un grupo de vecinos casi los lincha, y terminaron chocando contra una camioneta durante su huía.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

25% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
5% Me aburre
70% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario