El clima en Cipolletti

icon
Temp
70% Hum
LMCipolletti tierras

Ahora sí, Tortoriello apura la regularización de tomas

Insistirá en la búsqueda de acuerdos, pero se abrió a la expropiación.

Las tomas son un problema sin resolver hace años y la situación es cada vez más compleja. En estos asentamientos irregulares viven actualmente cerca de 20.000 personas, es decir, 2 de cada 10 vecinos cipoleños.

Tras algunas idas y vueltas, el gobierno local parece decidido a cumplir con la promesa de campaña de lograr la urbanización de los asentamientos.

Te puede interesar...

Y por ese motivo es que el intendente Aníbal Tortoriello no quiere esquivar el bulto y se propuso la regularización de las tomas como uno de sus mayores desafíos en su gestión al frente del Municipio. Y en ese sentido, confirmó esta semana que no descarta propiciar la expropiación de los terrenos ocupados para poder avanzar en la provisión de servicios. Fue luego de que funcionarios de su gobierno aseguraran que no habría intervención en asentamientos en conflicto, durante una marcha de protesta de vecinos del Barrio Obrero y con la promesa de acelerar negociaciones desde la próxima semana.

De todas maneras, aclaró que la primera instancia será siempre la negociación y el diálogo hasta agotar esa instancia.

“Mi criterio, y también el de la gente que trabaja conmigo, es ver de qué forma podemos solucionar la propiedad de la tierra, porque es la gran traba que tiene el Estado hoy para avanzar con los servicios; y es una necesidad urgente”.

Tortoriello observa que por lo general las tomas son asociadas a lo ilegal, pero entiende que en realidad el telón de fondo de esta situación es una importante carencia por parte del Estado de no poder garantizar el derecho del acceso a la tierra y a una vivienda digna. “Ahí viven familias trabajadoras que no la pasan bien, principalmente porque están privados de todos los servicios”, recalcó el intendente.

Y en ese sentido, admitió: “No hemos podido dar respuesta como Estado a la demanda habitacional genuina que hay en la ciudad, no hemos generado el espacio para que tengan el acceso a la tierra con la economía que ellos manejan”, admitió.

Para Tortoriello lo primero que hay que solucionar “es el problema entre el propietario de la tierra y los ocupantes”.

Asimismo, aseguró que el camino que eligió “es el de acercar a las partes, generar un espacio de diálogo, alcanzar un acuerdo económico y que la gente pueda pagar, el propietario ser resarcido, con un Estado presente, mediador y garantizador de que se cumpla con lo que se acuerde”. Sin embargo, su apertura pública a una expropiación se leyó como un nuevo guiño a los asentamientos, tras el distanciamiento que proponían los dichos de algunos funcionarios.

El intendente aseguró que todas las ocupaciones serán tratadas de la misma manera y que las soluciones serán similares, aunque cada una tiene sus particularidades. Como ejemplo recordó que en el caso del Barrio Obrero B ya están encaminadas las negociaciones y están afinando los números. Sin embargo, en su vecino Barrio Obrero A la situación es muy distinta ya que el caso está judicializado y las partes parecen irreconciliables.

“Nosotros estamos cerca de los vecinos, principalmente de aquellos que más lo necesitan. Por eso, si no se avanza por la vía del diálogo no tenemos dudas de que propiciaremos la expropiación de las tierras”, remarcó.

En los próximos días autoridades del Ejecutivo, y también del Concejo Deliberante, se reunirán con el propietario de las tierras en las que se asienta el Barrio Obrero A para iniciar una negociación.

“Esto será lo mismo para todas las tomas que hay en terrenos privados en la ciudad. Lo que hay que dejar en claro es que si lo que se pide no está al alcance de la gente, no se puede avanzar”, concluyó.

EN TRES PASOS
Tres tipos de ocupaciones

1- Muchas tomas están en tierras fiscales y tuvieron menos conflictos legales, aunque eso no supone una negociación fácil.

2- Otros barrios lograron negociar precio y forma de pago. Incluso, hay algunos asentamientos que ya están abonando las tierras y accederían a la urbanización.

3- Los asentamientos en lotes privados que están en juicio son los más complicados: casi no hay posibilidad de diálogo con los propietarios.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario