Abusó de la nieta de su pareja y lo condenaron a seis años de prisión

La víctima había intentado suicidarse.

Un hombre de 66 años fue condenado a seis años de prisión efectiva por abusar de la nieta de su pareja. Por miedo, la niña –que hoy ya es una adolescente- mantuvo su calvario en secreto hasta que en el 2015 decidió escupir los recuerdos que la torturaban y la llevaron incluso a intentar quitarse la vida.

Mientras se celebraba el Día Internacional de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes en la plaza San Martín, a la misma hora se condenaba a un chacal que abusó de la nieta de su pareja cuando la nena tenía entre 7 y 8 años. Mientras los chicos le gritan al mundo que son sujetos de derecho, los adultos siguen vulnerándolos, ya que todas las semanas se denuncian casos de abuso sexual contra menores.

La víctima de abuso vio cortada desde muy temprana edad su infancia. Según las fuentes, su abuelastro se creyó dueño de su cuerpo y la manoseó en reiteradas ocasiones hasta después de los ocho. Además, vulneró su derecho a expresarse cuando le dijo que no contara nada porque nadie le creería. El abusador aprovechaba a tocarla cuando estaban a solas. Así, el miedo silenció su tortura por mucho tiempo hasta que, luego de un intento de suicidio, pudo contar lo sucedido. Junto con su mamá, se presentaron ante la Justicia local para denunciar el hecho.

El juicio empezó hace más de dos semanas, en la Cámara en lo Criminal Primera de Cipolletti, y concluyó ayer. El fiscal había solicitado una condena de ocho años por abuso sexual simple y abuso gravemente ultrajante, mientras que el abogado defensor había desestimado los hechos y pidió la absolución del acusado.

Pero el juez Álvaro Javier Meynet aseguró que, a su juicio, “tanto de la prueba testimonial, principalmente del relato de la víctima y especialmente el de su tía, así como la documental e informativa emergen con toda certeza y sin lugar para la duda que el procesado es el autor material y penalmente responsable del hecho por el que ha sido traído al debate y finalmente acusado por el señor fiscal de cámara”. Por eso tomó la determinación de condenar “a la pena de seis años de prisión, accesorias legales mas las costas del proceso”, al acusado.

La familia de la víctima fue acompañada en todo el proceso por allegados y organizaciones no gubernamentales que trabajan en la asistencia de personas abusadas. En tanto, la menor, que hoy tiene 14 años, está bajo asistencia psicológica desde que se animó a denunciar lo ocurrido. Gritó bien alto hasta que la Justicia la escuchó y respaldó sus derechos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario