Con la asistencia de la defensora pública Silvana Ayenao, el acusado de asaltar el local ubicado en calle Yrigoyen al 1000 fue informado por el juez Marcelo Gómez sobre la prórroga de la preventiva y que, en 30 días, avanzarán con la audiencia de control de acusación. Luego lo juzgarán por el atraco que llevó adelante el 4 de marzo, en las primeras horas de la mañana. Además de los testigos y de que fue apresado casi in fraganti por efectivos de la Comisaría Cuarta, el delincuente fue grabado por las cámaras de seguridad. Todos estos elementos podrían derivar en una declaración de culpabilidad y, posteriormente, la imposición de una pena de cárcel no menor a los cinco años.

A la hora de resolver su permanencia en la cárcel se tuvo presente el riesgo de fuga y también la posibilidad de que intimide a los testigos que lo identificaron. Desde la defensa, indicaron fuentes judiciales, se buscó atenuar la preventiva debido a un problema de adicciones que sufre. De igual modo, el juez responsable precisó que el detenido puede acceder a un tratamiento médico mientras permanece en el Establecimiento de Ejecución Penal 5.

El hecho delictivo que concretó el imputado llamó la atención por la modalidad y la violencia. Entró a la farmacia en horario de atención al público, redujo a una clienta y a empleados y se apropió de dinero en efectivo. Luego, se dio a la fuga en un auto. Más allá del shock, las víctimas pudieron dar rápido aviso a la policía provincial, y los efectivos a cargo del comisario Daniel Uribe encabezaron un rastrillaje que dio resultado positivo en calle Perú, casi Naciones Unidas, donde el asaltante tenía un aguantadero. Se hizo un allanamiento y fue secuestrado el vehículo en que se movilizaba, un Ford Focus, además de un cuchillo.

La fiscalía cipoleña no tuvo mayores dificultades para acusarlo debido a los varios elementos incriminantes y ayer, se limitó a solicitar una prórroga de la prisión preventiva.

El detenido, identificado como Isaac Bravo, tiene 33 años y es oriundo de esta ciudad.

Un proceso ágil y transparente

El nuevo Código Procesal Penal de la provincia agiliza las investigaciones realizadas por la fiscalía y por este motivo, el hombre que entró a la céntrica farmacia cipoleña y que después fue apresado gracias a un veloz despliegue de los efectivos de la Cuarta, será juzgado en las próximas semanas. El delito que se le imputa es robo agravado por el uso de arma y se espera que el monto de la pena que le impongan se ubique por arriba de los cinco años.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario