El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
49% Hum
LMCipolletti

Vuelve el boxeo tras cinco años

El 10 de mayo en el Club San Martín, la Federación Neuquina será la responsable de controlar el festival. Matamala y Rodríguez, de esta ciudad, irán de fondo y se espera un lleno total por parte del público local.

La Municipalidad dio su aval porque toda la documentación está aprobada por la Federación Argentina.
 
El boxeo volverá a Cipolletti tras cinco años, luego de que la Federación Neuquina y el promotor José Luis Canovas hayan cumplido con la documentación requerida por la Municipalidad que aprobará el expediente en las próximas horas para la realización de un festival oficial.
Al polideportivo del Club San Martín irán todos los fanáticos de la disciplina, postergada en la concreción de espectáculos debido a cuestiones reglamentarias.
“El boxeo en Cipolletti nunca estuvo prohibido, jamás. Sólo fuimos exigentes con las licencias, avales y la presencia fiscalizadora de la Federación Argentina. Esta es la primera vez que las intenciones son serias y formales”, explicó Carlos Fernández, director general de Deportes de la comuna.
Hubo algunos intentos de crear Comisiones Municipales de la disciplina, pero los protagonistas terminaron sumergidos en sus propios intereses y todo quedó trunco.
Mientras tanto, los gimnasios dedicados a la formación de jóvenes púgiles avanzaron y la demanda de la comunidad fue creciendo. “Nos parece injusto tener que salir a buscar todo el tiempo posibilidades en otros lados, queremos pelear en Cipolletti”, era el reclamo de Martín Matamala y Miguel Aguilera, entre otros que fueron quedando en el medio de tantas disputas.
Esta vez, el sueño se concretará y de los diferentes sectores relacionados a la disciplina esperan una gran programación en la que los representantes locales Matamala y Lucas Rodríguez se cruzarán por el cinturón neuquino de la categoría súper ligero en la pelea estelar. Río Negro no tiene su Federación.
 
Trámite
Fernández reconoció que el consentimiento del municipio es sólo cuestión de horas porque “todo está en regla”. “Está chequeada la vigencia de las licencias, se aceptaron las exigencias de los organizadores en cuanto a seguro, presencia médica, ambulancia, hasta lo relacionado a comercio ya que se habilitará cantina”, amplió el funcionario.
Por la expectativa generada, se descuenta una masiva concurrencia al club del barrio Don Bosco, un lugar ideal para disfrutar del programa.

Amplia actividad pugilística

En el gimnasio Vicente López comienzan a surgir nombres importantes para el boxeo de la región, uno de ellos es el joven Lucas Rodríguez, quien no sólo será rival de Martín Matamala en la pelea de fondo del 10 de mayo en el Club San Martín, sino que mañana se presentará en Plottier ante Matías Currilincas de Centenario (súper ligeros).
David Pereyra, por su parte, otro de los que entrena a diario bajo las órdenes de “Cacho” Diocares en el recinto de Irigoyen y Uruguay irá el viernes 19 a Picún Leufú para tratar de colgarse el cinturón neuquino de los welter ante Pablo Castillo.
“Por suerte están abriéndose posibilidades y ahora también en Cipolletti. Todos estamos muy contentos por eso. Cómo la ciudad no va a poder sacar un campeón argentino, hay que trabajar para eso”, explicó Diocares en un alto de la práctica nocturna que se cumplía en el Vicente López.
Allí, no sólo encuentran contención los 14 boxeadores que están formando a nivel deportivo y humano, sino que decenas de vecinos practican la disciplina como una forma de mantenerse activos.
Junto a las propuestas municipales del Complejo (ex Corpofrut) y el Estadio de la zona norte son los únicos lugares donde se pueden comenzar a dar los primeros pasos con métodos de entrenamiento diferentes.
“Los padres de los boxeadores han tenido un rol fundamental en todo este tiempo, para ellos también será un logro recuperar el espacio de los festivales”, se contentó Diocares.

Uno por trimestre

En los planes del promotor José Luis Canovas está la intención firme de programar un festival de box cada tres meses en Cipolletti.
“Es una plaza muy fuerte, con un número importante de chicos que están entrenando para boxear y todos quieren mostrarse”, explicó el neuquino.
Reconocido por la Fabox (Federación Argentina), reconoce que son pocos los amantes de la disciplina que se juegan por la organización de eventos por la sencilla razón que para tener credencial de promotor “hay que poner como garantía una propiedad”, entre otras cosas importantes.
“Así como Cipolletti hay muchos municipios interesados en recuperar los festivales. Hace poco llevamos uno a Zapala después de 15 años, yo veo bien que sean exigentes para habilitarnos”, reconoció.
Junto a la Federación Neuquina de box tienen en mano una programación bien compacta de veladas. El viernes Plottier, luego Picún Leufú y tras el paso por el Club San Martín local se irán a Neuquén capital.
“Mi deseo es que en Cipolletti haya una propuesta cada tres meses. Para este retorno tenemos prevista una grilla de 8 combates, todos amateurs, que es para mí lo que más apoyo necesita”, anticipó.
Mientras se termina de armar la nómina de combates que ya tiene confirmado el de fondo entre los cipoleños Lucas Rodríguez y el actual campeón Súper Ligero neuquino, Martín Matamala, Canovas explica que esta particularidad tiene que ver con que en Río Negro no hay ninguna entidad que rija la actividad, y por eso los peleadores locales han cruzado el puente para encontrar oportunidades de crecer en la disciplina.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario