El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
21% Hum

Vive acosada y amenazada por su ex, enfermo de celos

Tras varios ataques, le tiró un tacho de pintura a su auto 0 km.

Jimena tiene 36 años y se separó hace diez meses de su novio. A partir de allí comenzó su suplicio: pese a la prohibición de acercamiento que está en vigencia después de varias amenazas, él la atacó de nuevo y le vació un tarro de pintura sintética roja sobre su auto nuevo. Fue el colmo de una larga lista de ataques que le impiden vivir en paz. "Soy una mujer que tiene cinco hijos y es muy vergonzoso tener que admitir que tuve una relación con un psicópata", manifestó.

La mujer está aterrada y por eso decidió hacer público su padecimiento. En los últimos diez meses su vida cambió drásticamente: los constantes ataques de celos de su ex -de 37 años- la llevaron a poner punto final a la relación.

Te puede interesar...

"El viernes pasado cuando me levanté me encontré que le habían dado vuelta una lata de esmalte sintético encima del auto y, oh casualidad, es con la misma pintura que él estaba pintando las rejas de su casa, más obvio no podía ser", aseguró Jimena, quien vive en el barrio Belgrano.

La mujer fue inmediatamente a la Comisaría 4ª, donde volvió a hacer una denuncia en contra del hombre, pero le confiaron que "no iba a prosperar porque los daños causados no son irreparables".
Este no fue el primer hecho de ataque que sufrió Jimena. Es que tras la ruptura, hace diez meses, su ex fue hasta su casa con un cuchillo a amenazarla. En el lugar estaba su ex marido visitando a los hijos que tienen en común y también lo amenazó de muerte.

"Salimos poco tiempo, cinco meses, pero desde entonces él no me deja en paz; me manda mensajes, me insulta y cuando se le pasa me manda un ramo de rosas a casa diciéndome que me extraña", relató.

Cuando se dio cuenta de que ella no iba a dar marcha atrás con la decisión, comenzó a mandarle mensajes cada vez más violentos e intimidatorios.

"Puta era lo más suave que me decía. Sacó fotos de mi perfil de Facebook y les ponía mi número de teléfono y me ofrecía como una prostituta; llegué a tener casi 60 llamadas en una mañana", contó, indignada por la situación.

Jimena decidió cambiar su número, pero él se las arregló para conseguirlo y seguir acosándola. Por esto bloqueó su teléfono. De todas maneras, el hostigamiento continuó con chips prepagos: "Las denuncias no prosperan porque los chips no están registrados".

Durante el último mes el blanco del hombre fue atacar el auto que Jimena se compró: "El 10 de diciembre lo pintó con aerosol negro, hice la denuncia en la Comisaría Cuarta, pero como no era un daño irreversible no prosperó".

Sin embargo, lo que más asusta a la mujer son las amenazas. Jimena quedó marcada cuando, en junio de 2015, el hombre, enfurecido, se presentó en su casa armado con un cuchillo y amenazó de muerte a todos los que estaban en la vivienda. "Cuando lo vi me asusté mucho, me corrí para atrás y el padre de los chicos se quedó en el lugar y lo amenazó de muerte", expresó. La Fiscalía de Cámara de Cipolletti dictó una orden de restricción de acercamiento.

La orden de la Justicia no importó demasiado porque él continúa con sus ataques: "Empezó con pequeñas maldades y luego fue creciendo la violencia. La verdad es que ya no se si está enfermo en serio o se hace el enfermo para quedar impune".

Ramos de rosas tras la violencia

Con el cuchillo
El episodio más grave fue en junio de 2015, cuando el hombre llegó armado con un cuchillo y amenazó de muerte a Jimena y a quienes la acompañaban. La defendió su ex marido, el papá de sus hijos.

Le envía flores
Los ataques vía SMS son permanentes, pero el hombre luego trata de reconquistarla. "Cuando se le pasa me manda un ramo de rosas diciéndome que me extraña", contó.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario