Vinculan el crimen del Mapu a peligrosos transas

Hay dos detenidos por el asesinato de Sebita, un joven que formaba parte de agrupaciones sociales.

Un disparo en el cuello fue lo que provocó la muerte de Sebastián Sapuri, de 18 años, y el autor sería un conocido transa del barrio Anai Mapu. Dos personas permanecen detenidas y entre hoy y mañana se podría realizar la audiencia de formulación de cargos.

Ayer, el nuevo crimen del joven, conocido por su apodo de Sebita, no paraba de generar muestras de indignación y dolor porque se trataba de un vecino en recuperación de su adicción a las drogas. De acuerdo con fuentes allegadas a la investigación, se había advertido a autoridades judiciales y policiales del “clima caliente” en el barrio y de que era necesario tomar medidas para que no ocurriera un hecho desgraciado. Lamentablemente, no se avanzó en calmar a las bandas contendientes y en un cruce de disparos, fue herido de muerte Sebita.

Ayer, la Unidad Fiscal de Delitos Contra las Personas se limitó a indicar que hay dos sospechosos de participar en el asesinato y que permanecen “a disposición de las autoridades judiciales”.

En cuanto a los funcionarios a cargo de la investigación, se precisó que intervienen Gustavo Herrera, Rita Lucía, Martín Pezzetta y Matías Stiep. Todos ellos, junto a los agentes de la Comisaría 45, realizaron un intenso trabajo luego de que ocurrió el hecho y ayer se disponían a realizar otras medidas de prueba.

Entre los elementos más destacados figuran los testigos directos de la balacera ocurrida el viernes por la noche y los transas que empuñaban armas de fuego. Hasta el momento, no se informó sobre el secuestro de la posible arma homicida ni tampoco del calibre utilizado para asesinar a Sebita.

Sobre el incidente delictivo, el Ministerio Público recalcó que “surge como posible hipótesis que todo aconteció pasadas las 20 del viernes 15 de diciembre, en la vía pública en el barrio Anai Mapu de Cipolletti. En esas circunstancias y por motivos que se investigan, se produjo una pelea entre grupos de jóvenes y en medio de la misma se disparó un arma de fuego cuyo proyectil produjo el deceso de Sapuri, quien habría fallecido minutos después del ataque”.

Más allá del trabajo judicial y policial, los representantes de organizaciones sociales no ocultaron su bronca por la ausencia de disposiciones preventivas y resaltaron que la víctima era un colaborador de la Red Puente. La referente del barrio Obrero, Lila Calderón, apuntó contra la familia de los dos detenidos por ser “conocidos narcos apañados por la fuerza policial. A Seba lo mataron con una tumbera. La Policía no lo quiso trasladar y lo dejaron morir. Atacaron a los efectivos porque la gente estaba indignada. Allí hubo una zona liberada”, denunció Calderón.

Hasta ayer no se habían informado los nombres de los detenidos.

2 sospechosos permanecen presos a la espera de una audiencia judicial.

Dañaron autos en el hospital

La indignación por el asesinato de otro joven en el Mapu y la desesperación de familiares y amigos porque sea atendido en la guardia del hospital cipoleño derivaron en una serie de incidentes, que terminaron con la intervención policial. Según fuentes judiciales, hubo insultos y piñas entre familias antagónicas, y hasta roturas en los autos que estaban en la playa de estacionamiento.

El director del hospital, Carlos Lasry, indicó que dos familias se encontraron en el sector de ingreso, se trenzaron a las piñas y provocaron destrozos en el interior del edificio. La pelea siguió fuera del edificio, en la zona del estacionamiento, donde también rompieron algunos vehículos que estaban en el lugar. “Los autos que se encontraban ahí eran de trabajadores y de familiares de algunos pacientes. Cuando llegó la Policía también los agredieron”, comentó Lasry a LM Cipolletti.

De acuerdo con las fuentes, la pelea tuvo como protagonistas a allegados a la víctima y un grupo ligado a los asesinos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario