Una gesta solidaria para repatriar los restos de Velazquez

Muchos vecinos hicieron aportes para ayudar a la familia del cipoleño asesinado en Brasil.

Por Guadalupe Maqueda - maquedag@lmneuquen.com.ar

Cuando el tiempo se escurría entre las manos de su madre, sus hermanos, amigos y vecinos que lo conocieron en vida o lo vieron deambular alguna vez por las calles de esta ciudad, la solidaridad de los cipoleños movió cielo y tierra para repatriar el cuerpo de Luis Velazquez, el hombre que en situación de calle fue asesinado en Brasil.

“Es un gran consuelo para mí, no lo esperaba. Doy gracias a todos”, dijo Mabel Muñoz, su madre, muy conmovida con la noticia. Hacía instantes que se lo había comunicado uno de sus yernos, y en diálogo con LM Cipolletti, confesó: “Yo pensé que iba a quedar allá, porque no tenía medios para traerlo. Por lo menos, ahora, voy a poder despedirme, llevarle unas flores, alguna cosita, ir a verlo (al cementerio)”. Y ya no pudo seguir hablando.

Te puede interesar...

Su reclamo desesperado llegó a los corazones de mucha gente y en pocos días comenzaron a llover las donaciones anónimas que harán posible el traslado desde Guarantiguetá, donde se encuentra el cuerpo, hasta Cipolletti.

“Con el esfuerzo de todos, vecinos y empresarios que realizaron donaciones anónimas, y la colaboración de la Municipalidad, vamos a poder traer a Luis hasta el cementerio local”, comentó Gustavo Panelo, uno de los hombres que lo conoció y comenzó a tocar puertas y contactos para facilitar el traslado de sus restos.

El montón de voluntades hizo posible reunir la suma de $180 mil que se necesitaba.

El jueves se había efectivizado la transferencia de una parte de los fondos a la morgue judicial de Guarentiguetá, donde se encontraba el cuerpo. Una vez que llegue a Ezeiza, habrá que coordinar su traslado hasta Cipolletti, pero ya se cuenta con el aval de una empresa funeraria para ir a buscarlo por tierra.

“La solidaridad de los cipoleños, una vez más, hizo posible lo que parecía complicado”, admitió Panelo. Todas las donaciones se hicieron en efectivo y se recibieron en la oficina de la empresa que es de su propiedad.

Reconoció, además, el gran trabajo que realizó el cónsul argentino en San Pablo, Marcelo Di Pace, ya que, de no ser por él, a Luis ya lo hubiesen enterrado. “Se movió mucho y dilató su entierro, para que podamos llegar a reunir los fondos a tiempo y repatriarlo”, contó Panelo.

Parte de su historia

Luis Velazquez, también conocido como el Flaco, murió en Brasil después de ser estrangulado. Su cuerpo fue hallado en la calle, donde vivió gran parte de su vida. Tenía problemas con el alcohol y quiso recuperarse, pero el tratamiento que inició en el centro especializado La Fazenda de la Esperanza, en 2017, lo abandonó a los pocos meses.

Fue en ocasión de viajar al país vecino a un encuentro para contar su experiencia. A los pocos días quiso irse y nunca más se supo de él. Tras dos años de búsqueda, su familia recibió la noticia de que su cuerpo había sido hallado sin vida en la ciudad de Guarantiguetá, el 17 de mayo. Tenía 39 años.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario