El clima en Cipolletti

icon
16° Temp
37% Hum
LMCipolletti Tren

Una empresa de colectivos fue condenada por un choque

La firma deberá pagar $241 mil más intereses por un accidente ocurrido en 2015 en Ingeniero Huergo. El fallo le adjudica responsabilidades al chofer.

Un colectivo de la empresa Ko-Ko chocó un auto estacionado en una calle de Ingeniero Huergo, y la firma le deberá pagar al damnificado 241.126,62 pesos más intereses, de acuerdo a la condena por daños y perjuicios que estableció la jueza Paola Santarelli, quien adjudicó responsabilidades al chofer.

El incidente ocurrió el 10 de octubre de 2015 poco antes del mediodía en Colón 586 de la localidad valletana. Allí se había estacionado un Fiat Uno blanco, en un lugar habilitado para hacerlo aseguró su propietario, pero pasó el ómnibus que se dirigía hacia General Roca y embistió su lateral derecho provocándole severos daños.

Te puede interesar...

Tres testigos confirmaron esa versión y aseguraron luego que el micro continuó su trayectoria y metros más adelante se detuvo en una parada, donde levantó pasajeros.

Por su parte los representantes legales de la compañía transportistas y los de su aseguradora, Escudo SA, rechazaron la demanda con el argumento de que el rodado impactado había estacionado en un sector habilitado para la detención de los colectivos.

Esa postura impidió que las partes alcanzaran un acuerdo, indican el fallo, que puede ser apelado.

La jueza Santarelli valoró la declaración coincidente de los testigos y un informe del municipio local que ratificó la declaración del dueño del auto.

“Por ello tendré por acreditado que, en las circunstancias de lugar y tiempo referidas por esa parte, encontrándose debidamente estacionado el Fiat Uno”, aclaró la magistrada.

Asimismo, le adjudicó la responsabilidad al chofer, al invocar el artículo 1113 del Código Civil que expresa que “el automotor en movimiento, acorde con su naturaleza y destino normal, que es la circulación, constituye una de las cosas especialmente peligrosas que reconoce la civilización actual”.

Agregó que en sentido que los conductores deben “circular con cuidado y prevención, conservando en todo momento el dominio efectivo del vehículo o animal, teniendo en cuenta los riesgos propios de la circulación y demás circunstancias del tránsito. Cualquier maniobra deben advertirla previamente y realizarla con precaución, sin crear riesgo ni afectar la fluidez del tránsito”.

En cuanto al monto impuesto en la pena destacó un informe pericial que describió que para dejarlo en funcionamiento al Fiat Uno necesitaba reparaciones de chapa y pintura, como también el “desarme completo de tren delantero, tren trasero, reemplazo parcial tren trasero y reemplazo completo de tren delantero y además requiere alineación del falso chasis delantero y trasero”.

Asimismo, tuvo en cuenta el daño moral que padeció el propietario certificado por una psicóloga, en el que detectó un grado de “incapacidad psíquica”, síntomas que “aparecen después del accidente”.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
100% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario