Un tribunal debe resolver si libera a los Montecino

Son los jóvenes implicados en la presunta venta de autos robados. Uno de ellos tiene prisión domiciliaria y otro permanece en la cárcel.

El defensor de dos hijos de Ruth Montecino, ambos acusados de integrar una banda ligada a la venta de autos robados, pidió ayer su libertad ante el Tribunal de Impugnación, mientras que el fiscal Guillermo Merlo solicitó una vez más que permanezcan detenidos. Uno de ellos, Pedro Hernández, está con prisión domiciliaria a causa de una lumbalgia crónica que requiere tratamiento. Pablo Montecino, en cambio, está alojado en una cárcel.

Los jueces tienen hasta 20 días hábiles para resolver el recurso que interpuso la defensa de los hermanos imputados en la causa, aunque se supone que puede haber novedades antes.

Según informaron fuentes judiciales, el defensor particular, Juan Vincenty, pidió que se revoque la prisión preventiva de los acusados porque entiende que el hecho que se les atribuye es “indeterminado”, por cuanto no se explicitó específicamente qué rol cumplía cada uno en la organización.

Además, consideró que el delito de asociación ilícita, por el que sus clientes están detenidos, no está previsto para delitos económicos, y cuestionó, además, la prueba que presentó la fiscalía cipoleña, toda vez que no fue debidamente fundamentada. Esto, con respecto al hecho que se les imputa y la necesidad de mantenerlos privados de la libertad.

Sin embargo, el fiscal le recordó al defensor que este consintió los delitos –asociación ilícita y estafas con coacción y amenazas– por los cuales fueron imputados y las evidencias recabadas en su contra, en dos audiencias de formulación de cargos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario