El martes por la tarde una cipoleña denunció a su pareja, quien se desempañaba como policía en la localidad de Villa Manzano, por haberla golpeado brutalmente tras mantener una extensa discusión. Cuando los efectivos lo fueron a buscar a su casa, ubicada en la calle Don Bosco casi González Larrosa, se encontraron con su cuerpo sin vida junto a su arma reglamentaria de 9 milímetros.

Te puede interesar...

Fuentes allegadas a la investigación explicaron que, luego del altercado, la joven decidió refugiarse en el domicilio de su padre, en el barrio CGT, pero que él la siguió para continuar con la pelea. Allí, su suegro lo golpeó al menos en dos ocasiones para que dejara de agredirla y hostigarla, y posteriormente lo echó de su propiedad. La mujer y su padre también formarían parte de la Policía rionegrina.

Por su parte, el jefe de la Comisaría 24, Miguel Ángel Relmo, confirmó a este diario que fueron alertados cerca de las 18 por la disputa que había tenido la pareja en una primera instancia pero que, en cuestión de minutos, el caso se agravó. “El chico se habría retirado bastante alterado y con intenciones de quitarse la vida. Por eso lo fueron a buscar a su vivienda, pero cuando llegaron lo encontraron tendido en el suelo. Se había disparado con el arma reglamentaria”, agregó el jefe de la comisaría del barrio Don Bosco.

La historia

El joven policía tenía 25 años, trabajaba en la dependencia de Villa Manzano pero residía en Cipolletti desde hace algunos años. Según trascendió, los convivientes ya habían protagonizado episodios de violencia en el pasado y, aunque se separaron en reiteradas ocasiones, volvieron a estar juntos a pesar de existir una orden de restricción entre ambos y más de una denuncia por violencia de género. Sus jefes les habían quitado el arma, a modo de sanción, pero el joven la había recuperado poco tiempo antes del desenlace fatal.

En el lugar también trabajó el fiscal de turno, Martín Pezzeta, una médica forense y personal del Gabinete de Criminalística. El cuerpo fue trasladado a la morgue judicial en General Roca y ayer a primera hora de la mañana llevaron a cabo la autopsia. Desde la Justicia informaron que el caso se cerró porque determinaron que se trató de un suicidio.

Antecedentes y castigos oficiales

Ataques previos

El joven policía y su pareja se habían denunciado mutuamente y había hechos previos de violencia física. Antes del suicidio, el joven también tuvo un altercado con su suegro.

Sin armas

La Policía llegó a quitarles a ambos el arma reglamentaria a modo de sanción, pero el oficial la recuperó y trabajaba con normalidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario