Un depravado se metió a un local de Neuquén y se masturbó frente a la empleada

"Empezó a tocarse y me gritaba que pasara al otro lado", dijo la joven. El hecho ocurrió el martes en la calle Juan B. Justo.

“Me podría haber pasado cualquier cosa. Justo en ese momento no pasó nadie por afuera, yo estaba con la puerta abierta del local. Nadie vio nada”, aseguró Johana, una joven de 30 años que sufrió un ataque sexual dentro de una tienda en pleno centro neuquino. El hombre estuvo detenido unas horas y según la información que le brindó a ella la Policía, tendría una enfermedad mental.

El aberrante episodio ocurrió el martes, alrededor de las 15:30, en una tienda ubicada en calle Juan B. Justo al 60. “Justo se estaba yendo una chica que había dejado su currículum y cuando me di vuelta, el tipo ya estaba acá adentro, mirándose en el espejo del probador. Se arreglaba la ropa, le pregunté qué quería y ahí se empezó a tocar”, relató la joven a LM Neuquén, y agregó: “No me voy a olvidar nunca de cómo se le transformó la cara. Tenía los ojos muy abiertos y me golpeaba el mostrador”.

Te puede interesar...

Durante unos diez minutos, lo único que separaba a Johana del hombre, con los pantalones bajos, era el mostrador. “Se me cruzó de todo por la cabeza, atiné a agarrar una tijera y le dije que se fuera. Puse una silla en un hueco del mostrador, intentó pasar. Empezó a golpear y patear el mostrador, me gritaba que pasara para el otro lado”, explicó a LMN la víctima, que nunca dejó de gritar, con la esperanza de que alguien la socorriera.

Una hora fue el tiempo que tardó la Policía en llegar a la tienda. El joven y el novio de la víctima se quedarom con ella en el comercio hasta que llegó un móvil.

En un determinado momento llegó un joven en una moto y el agresor se acercó a la puerta. “Ahí lo pude empujar hacia afuera y cerré con llave. Cuando el otro chico me preguntó qué había pasado, me puse a llorar”, confió la joven.

Rápidamente, Johana llamó a la Policía, pero los efectivos se acercaron al negocio casi una hora después de la comunicación. “En la Policía me dijeron que tenían que llamar a fiscalía y que en todo caso se iba a dar intervención a Salud Pública, porque el hombre es esquizofrénico. Después de que publiqué la situación en Facebook, me llegaron muchísimos mensajes de gente contándome de ataques anteriores acá en Neuquén y en Cipolletti”, sostuvo la víctima.

Además, Johana contó que al radicar la denuncia en la comisaría le dijeron que hace pocos días lo habían detenido tras atacar a una chica en plena Avenida.

LEÉ MÁS

Cayó un depravado que acosaba chicas en el Bajo

Detienen a un depravado en pleno súper: le sacó fotos por debajo del vestido a una mujer

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas