Uma pudo volver a su hogar gracias a las redes sociales

Una proteccionista la había encontrado en la calle y la regaló sin preguntar.

Las proteccionistas de animales cipoleñas volvieron a ser el foco de atención pero esta vez por un hecho que generó polémica y acusaciones en las redes sociales. Cristina Mora denunció que una rescatista le robó su caniche toy porque se escapó en un descuido de su hijo mayor y que, a pesar de haberle reclamado que la entregara, sólo recibió amenazas y silencio. La historia tuvo, igualmente, un increíble final feliz.

Luego de casi una semana de dudas e incertidumbre, una señora se contactó ayer con la damnificada para informarle que el sábado le habían regalado dos perros de la misma raza, una de ellas resultó ser Uma, su mascota. El hecho desató la furia entre los vecinos, quienes aseguraron no sentirse seguros porque las protectoras se llevan animales y los regalan sin chequear si tienen dueño.

“El 1° de noviembre fui a la iglesia y en casa quedó mi hijo mayor. Cuando salió dejó la puerta del portón abierta y no se dio cuenta de que la perra se había escapado, estaba en celo. Cuando llegamos la empezamos a buscar a los gritos por todos lados pero no la encontramos”, dijo la dueña del caniche.

Luego, la familia se enteró por Facebook de que habían encontrado a la perrita merodeando por el barrio pero que fue entregada de inmediato a una mujer a cargo del refugio Alma Mora y que, a su vez, se la habían dado a una joven neuquina para que la castrara y le diera un techo temporario. “Todos se desentendieron y de repente nadie sabía nada”, reclamó.

Si bien Cristina intentó comunicarse en reiteradas ocasiones, la cuidadora de su mascota la amenazó y le dijo que “no la hiciera enojar” porque de lo contrario “no iba a ver nunca más a su perra”. Al miedo también se le sumaron las acusaciones en su contra ya que la tildaron de “irresponsable” por no haberla castrado a los 6 meses de vida y por no tomar el recaudo necesario para protegerla.

Sin embargo, enterarse de que una proteccionista se había adueñado de un perro ajeno tampoco fue una noticia bien recibida. Los usuarios de internet arremetieron contra las amantes de los animales. Finalmente, una mujer se contactó con Cristina ayer a las 17 para avisarle que el sábado le habían regalado dos caniches toy castrados recientemente y que, afortunadamente, uno de ellos era la pequeña Uma. Y se la devolvió.

Reclamo

Polémica: ayudan sin pedir permiso

El caso. La perrita escapó de su casa en un descuido y, según averiguaron sus dueños, la encontró una proteccionista quien no intentó devolverla. Como no la habían castrado, la envió a esterilizar y le buscó un nuevo hogar.

Enojados. Muchos usuarios de Facebook aseguraron que es una conducta habitual de las proteccionistas cipoleñas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario