Tres hombres raptaron a un nene y fueron detenidos

El rapto fue en el barrio Antártida Argentina, y los atraparon en la zona del centro. Dijeron que le querían dar un susto tras un aparente piedrazo, aunque el niño dijo que lo estaban llevando a una chacra.

Tres hombres fueron detenidos tras raptar a un nene de 11 años del barrio Antártida Argentina. Aparentemente el menor había arrojado una piedra a un auto y lo iban a llevar a la comisaría, aunque el nene relató que lo estaban llevando a una chacra.

El hecho ocurrió ayer por la tarde en el cruce de Avenida Perón y Turrín, cuando un grupo de chicos se encontraban jugando a la vera de circunvalación. Según relató la madre del niño, los amigos llegaron corriendo diciendo que tres hombres se habían llevado a su hijo en un Fiat Uno Gris. “Lo agarraron del cuello y de los brazos, lo subieron al auto y se lo llevaron”, indicó la madre a LMCipolletti.

El rápido accionar de la policía tras la denuncia de la madre en la Unidad 79 del barrio 1.200 viviendas, logró ubicar al rodado en San Martín y Brentana. Según explicó Pablo Panguilef, a cargo de la Subcomisaría 79, los tres sujetos fueron interceptados junto al menor en la zona del centro. “Los tres hombres, uno con domicilio en San Martín de los Andes y otros dos oriundos del norte pero viviendo en El Chañar, fueron detenidos y se encuentran a disposición del juzgado acusados de privación ilegitima de la libertad”, explicó. Añadió que las personas dijeron que le “querían dar un susto porque les había tirado una piedra al parabrisas”.

En las primeras declaraciones que el niño hizo a su familia indicó que los captores hablaban de llevarlo a una chacra, y no a la comisaría. “Lo llevaban a upa, a la fuerza, e iban diciendo de llevarlo a una chacra. El les pidió que lo lleven a la comisaría, pero no estaban haciendo el recorrido para eso. En el auto encontraron dos cuchillos, y estas personas tienen domicilios declarados que no son verdaderos”, explicó la madre. Dijo que aparentemente habían declarado que son trabajadores golondrinas, pero se encontraban vendiendo cerezas en la región.

“Si mi hijo hizo algo, lo correcto es que hablen conmigo o con la policía, no llevárselo. Ellos tenían otras intenciones, estoy segura”, expresó la madre.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario