El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
27% Hum
LMCipolletti Asesinato

Tres años preso por matar en "exceso en legítima defensa"

El acusado admitió que cometió el hecho y lo condenaron en un juicio abreviado. El ataque se registró en agosto del año pasado en el barrio Anai Mapu, como consecuencia de una fuerte rivalidad entre grupos de jóvenes.

Un joven de 20 admitió haber asesinado a balazos a otro en un violento incidente ocurrido en el barrio Anahi Mapu y en un juicio abreviado fue condenado a tres años de prisión de cumplimiento efectivo por exceso en legítima defensa.

Los hechos ocurrieron poco después de la medianoche del 29 de agosto del año pasado, cuando Sergio Arabales, el imputado, salió con un arma de fuego de su casa ubicada en Lamarque al 1.600 y fue en búsqueda de Ángel Villegas, entonces de 19 años, quien se encontraba en las cercanías con un grupo de amigos, con los que tenía fuertes diferencias.

Te puede interesar...

La acusación fiscal relata que los amenazó efectuado un disparo, lo que hizo que se retiraran del lugar.

Pero no quedó todo ahí, porque minutos más tarde Villegas, empuñando un arma blanca, fue hasta el domicilio de Arabales en compañía de su cuñado, Braian Bascur, quien efectuó varios disparos con un arma de fuego que llevaba contra el portón de la vivienda. La balacera produjo que la puerta se abriera e ingresara Villegas al patio, y allí Arabales le impactó dos balazos.

Uno le dio en el antebrazo izquierdo y el otro en el sector izquierdo del pecho.

La crónica de aquel día señala que la víctima fue trasladada en un auto particular hasta el hospital. Los balazos le causaron una hemorragia interna por lesión cardíaca y pulmonar, provocándole la muerte horas después.

La policía logró identificar al sospechoso tras una breve investigación, pero no lograron detenerlo cuando allanaron su casa al día siguiente. Sin embargo, poco después de que se realizara ese operativo el joven se entregó voluntariamente a la Fiscalía con un abogado.

El fiscal Martín Pezzetta imputó a Arabales por el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego con exceso en la legítima defensa, que concursa realmente con portación ilegal de fuego de guerra”.

Pezzella en una audiencia realizada días atrás propuso cerrar el caso en un juicio abreviado e imponer una condena de tres años de cárcel. Sostuvo que había testimonios y el informe de la autopsia que acreditaban la responsabilidad del acusado.

Arabales, quien se encontraba cumpliendo prisión preventiva en la Unidad 1 de Viedma, confesó su autoría en el hecho y aceptó los tres años de prisión propuestos, lo mismo que su defensor, Pablo Barrionuevo, al sostener que el arreglo era “favorable a los intereses de su asistido”, y pidió que fuera trasladado al penal de Pomona.

El juez Julio Sueldo homologó el acuerdo alcanzado por las partes y dictó la sentencia en los términos planteados.

Pero aclaró que no corresponde al Poder Judicial determinar el lugar de cumplimiento de una pena, sino que es materia del Poder Ejecutivo.

No obstante, entre los puntos de la Resolución del dictamen solicitó comunicar al Juzgado de Ejecución interviniente, que la Fiscalía no se opuso a la solicitud de trasladar al interno al penal de la localidad del Valle Medio.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario