El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
37% Hum
LMCipolletti

Testigos reforzaron la versión de Solís

Familiares del acusado por el crimen de Leonardo Crededio defendieron la hipótesis de defensa ante un intento de robo. La próxima audiencia será el jueves, cuando se presenten los alegatos.

La concubina y la hija del imputado también aseguraron que la víctima y otro joven intentaban asaltarlos en su vivienda.
 
Las audiencias preliminares en el juicio por el crimen de Leonardo Crededio se cerraron con la declaración de varios testigos aportados por la defensa para reforzar la versión de Victorio Solís, único imputado.
En la apertura del debate, el acusado había asegurado que disparó contra la víctima y otra persona, al percatarse de que intentaban robar en su vivienda. Y ayer sus dichos fueron ratificados por su concubina, hija y un hermano.
También se dijo en la audiencia que Solís intentó deshacerse del arma. Se la dio a su hija y la entregaron a una vecina oculta en un bolso.
Tras finalizar la ronda de testimonios, la Cámara Primera del Crimen decidió que el jueves  por la tarde se presentarán los alegados de las partes. A Solís se lo acusa de homicidio agravado por el uso de un arma de fuego en el incidente ocurrido dentro de la vivienda de Juan XXIII al 700.
 
Reforzaron coartada
Los familiares coincidieron en señalar que Crededio y su compañero entraron con la finalidad de robar. Tanto su concubina como la hija de ambos sostuvieron que ingresaron a la casa y las amenazaron con armas a ellas y a los niños y que habrían revuelto un mueble buscando "algo". Lo único de valor que había en la vivienda era una moto.
Luego fue el turno de dos testigos más que ofreció la defensa y que reforzaron la misma versión de la familia, mencionando que Crededio y su acompañante esa tarde-noche iban a darle “fierro” a Victorio Solís.
La defensa de Solís, a cargo de Claudio Romero, por el momento no oficializó si pedirá que el accionar de Solís se encuadró en un hecho de legítima defensa. Aunque esa postura tiene como obstáculo que el propio imputado reconoció haber disparado hacia el exterior de la casa cuando ambos hombres ya habían escapado, por lo que él y su familia ya no enfrentaban una situación de riesgo inminente.
 
Otros testimonios
Además de los familiares directos del imputado, ayer testificaron su ex yerno, un policía, dos vecinos de Solís y el taxista que llegó al hospital al hombre que acompañaba a Crededio, conocido como Leo Godoy.
El taxista que trasladó al otro implicado dijo que lo llevó hasta el hospital local debido a que iba herido "en el abdomen". Indicó que el muchacho lo paró en la esquina de Bolivia y Estrada y le pidió que lo llevara hasta al nosocomio. Cuando habían avanzado unas cuadras, le pidió que se apurara "porque sentía que se moría" debido a que tenía una herida por un disparo de arma de fuego. Posteriormente el taxista habría dado aviso a la base y al personal policial.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario