Taxistas dicen que extrañan la era Curcio

Se extiende la polémica entre los tacheros y el Municipio. No se ahorran cuestionamientos y se recuerdan viejos tiempos.

“Estábamos 10.000 veces mejor con Néstor Curcio”, manifestó ayer el referente de los taxistas cipoleños Rubén Galván, quien profundizó la polémica que mantiene el sector con el Municipio por el atraso tarifario que viene sufriendo desde el año pasado y por un trato oficial que consideran no es el más adecuado. Curcio fue varios años el poderoso titular de la desaparecida Secretaría de Fiscalización y Organización Interna, desguazada por la actual gestión del intendente Aníbal Tortoriello.

El dirigente de la Asociación Civil de Titulares de Taxis y Afines no tuvo empacho en apoyar expresamente recientes declaraciones de su colega de la Asociación de Propietarios de Taxis de Cipolletti, Liliana Villegas, quien cargó con dureza contra la administración municipal, en particular, el Deliberante. “No importa que pertenezcamos a instituciones diferentes. Compartimos plenamente lo que ha dicho Villegas”, enfatizó.

Te puede interesar...

Galván enfocó sus críticas en el director de Fiscalización, Diego Rebossio, pero también repartió cuestionamientos hacia los concejales. En todos los casos, se mostró muy molesto por la falta de atención que enfrenta el sector y la extrema lentitud en las respuestas.

“Rebossio no quiere decir nunca nada. Trabaja a escondidas para que nadie sepa nada”, enfatizó y elogió, en comparación, la labor del ex funcionario Curcio, de quien destacó su celeridad en las resoluciones, pese a que también hayan tenido algunas diferencias con él en su momento.

El taxista consideró que Tortoriello no es responsable de lo que está ocurriendo y dijo que “seguramente, si él interviniera, se solucionarían los problemas enseguida. Parece que no queda otra que hablar con el jefe”. Agregó que en la actualidad “para pedir una audiencia con un funcionario tenés que ir por mesa de entrada y pagar 80 mangos por el trámite, con el riesgo de perder después dos o tres horas esperando para que te atiendan y perderte así cinco, seis o siete viajes de trabajo, con lo que eso significa hoy”.

Reloj taxímetro

En procura de aumentar la ficha

Atraso tarifario. Por los aumentos en combustibles, la Acttya considera que el Municipio les debe a los taxistas actualizaciones de la tarifa que ya orillan, en conjunto, un 20 por ciento. Como ese monto impactaría fuertemente en los usuarios, los tacheros están dispuestos a acordar un porcentaje menor.

Deliberaciones. La entidad está concretando asambleas para resolver los pasos a seguir. No quieren protestas, pero hay bronca.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario