Sus colegas le sacaron roja

El psicólogo Marín no podrá atender por dos años en Río Negro.

Claudio Marín no podrá ejercer en Río Negro por realizar “conductas impropias a su actividad profesional”. El Colegio de Psicólogos del Alto Valle de Río Negro suspendió por dos años al psicólogo, quien fue parte del polémico caso del violador cipoleño identificado como “el Chacal”. No podrá ejercer en la provincia durante dos años.

El Tribunal de Ética del Colegio resolvió la suspensión de la colegiatura del profesional tras encontrarlo culpable de una serie de incompatibilidades y malas prácticas profesionales.

Marín era el psicólogo del violador en la práctica privada y, al mismo tiempo, se presentó como perito de la defensa en el segundo caso por abuso sexual que le presentó su hija menor. A la par, también se lo encontró culpable de tratar al mismo tiempo al acusado de abuso sexual y a su hija, la víctima.

Además, el psicólogo ventiló información de las sesiones con la menor por Facebook. Esto fue considerado como una violación del secreto profesional.

Y aunque tenía matrícula, tampoco contaba con la colegiación profesional habilitante en el momento en que ejerció la profesión, recién la tramitó en el 2017.

Por todas estas causas, la junta resolvió una suspensión de la colegiatura en la provincia.

21 años de cárcel suma el paciente de Marín

“Era obvio que estaba beneficiando al imputado y también estaba atendiendo a la nena víctima de abuso”, indicó indignado Iván Chelía, abogado de la hermana de la implicada en el caso, que presentó la denuncia el año pasado.

El Chacal fue condenado en el 2007 a 11 años de cárcel por las violaciones de su hija mayor y una hijastra. Tras otorgarle la posibilidad de contar con salidas transitorias, reincidió y abusó de su hija menor, de tan sólo 12 años.

“A mi criterio, también hubo un aprovechamiento de la influencia que él tenía sobre la nena para beneficiar al imputado”, agregó Chelía sobre Marín, al puntualizar que una vez que quede firme la sentencia, si alguien lo ve ejerciendo la profesión, lo denuncie ante la Justicia “porque la práctica de él fue muy dañina”.

A la defensiva

Marín aseguró ayer que la sanción es una persecución por haber denunciado a la jueza Sonia Martín, al ex jugador de Boca Luis Abramovich y al ex legislador Rubén López, y anticipó que apelará la decisión disciplinaria que le impuso el colegio de profesionales.

Marín aseguró que su único interés fue “el bienestar de la menor” y que su intervención ante la denuncia de abuso “fue secundaria y de orden personal”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario