El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
26% Hum
LMCipolletti

Sin clases en la Escuela Laboral Nº4

El establecimiento, ubicado en Fernández Oro 709, registra un deterioro muy evidente que torna riesgosa la asistencia de sus 50 alumnos.

Cañerías rotas y paredes y techos en mal estado vuelven imposible el comienzo del ciclo lectivo. Al lugar asisten personas discapacitadas.

Debido al mal estado en que se encuentran sus instalaciones, no han podido empezar el ciclo lectivo en la Escuela de Formación, Cooperativa y Laboral Nº4, a la que asisten personas con discapacidad. Por los riesgos y las incomodidades actuales que presenta el inmueble, resulta imposible que se vuelva a dar clases allí.
Hace diez años que la institución ocupa una antigua casa del ex ferrocarril, en calle Fernández Oro al 709. Se trata de un edificio de madera, con seis ambientes, una cocina y dos baños. A tal punto presenta un estado de deterioro que padres, alumnos, docentes, técnicos, directivos y personal de servicios consideran que “ha colapsado”.
El establecimiento “no resiste nuevas reparaciones”, han afirmado también. La situación que dan a conocer resulta por demás notoria, ya que con abrir un instante apenas las canillas de un baño y de la cocina se observa la pérdida en abundancia de agua.
El techo y las paredes, afectados por la humedad, dan muestras de paulatina descomposición. Además, todo se vino a complicar en los últimos tiempos con la aparición y persistencia de una plaga de cucarachas alemanas que, aun siendo combatida enérgicamente por el personal de servicio, no ha podido ser erradicada. Los bichos, de color claro casi rubio, son extremadamente activos, hiperkinéticos, al contrario que la tradicional cucaracha negra, también resistente pero más parsimoniosa.
La directora de la escuela, Mónica López, mostró ayer la situación en que está el inmueble, mencionando con particular inquietud el riesgo que presenta el cielorraso de madera que se ha humedecido y tensionado de tal forma que parece amenazante.
Precisó que al establecimiento asisten 50 alumnos, repartidos en dos turnos. El personal, en tanto, lo conforman 13 empleados. Las clases tenían que empezar, como en el resto de la educación provincial, el martes 28 pero, ante el complejo estado de las instalaciones, el propio Consejo Provincial de Educación (CPE) dispuso que no se inicien las actividades con presencia de los chicos.
 
Evalúan acciones
El resto de los trabajadores sí está concurriendo al lugar, para desarrollar diversas tareas institucionales y de preparación pedagógica. Ayer, al personal se sumaron representantes del resto de la comunidad educativa para evaluar el panorama que se presenta y analizar posibles acciones a seguir.
“No se podía seguir con parches en las cloacas, parches en el techo, parches en las cañerías y parches en las paredes”, manifestó la docente, quien indicó que resulta imposible, con los actuales problemas, que se vuelve a dar clases en el lugar. “No se puede funcionar más en estas condiciones”, manifestó.
Indicó que las esperanzas están puestas en la posibilidad de un “proyecto superador” que permita a la escuela disponer de un edificio propio. Al respecto, señaló que existe en el Concejo Deliberante una ordenanza por la que se podría dotar a la institución de tierras para la construcción de un futuro establecimiento. El predio en cuestión está ubicado en Santa Cruz y Ceferino Namuncurá, en el barrio del Trabajo.
Mientras tanto, se deberán buscar soluciones y respuestas a la necesidad de educación que tienen las personas que hasta el año pasado tenían en el establecimiento un espacio para su progreso laboral.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario