El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
25% Hum
LMCipolletti Crisis

Semestre negro: cerró un comercio cada dos días

En julio se frenó la baja de licencias, pero el sector está en alerta.

En Cipolletti preocupa la situación de los comerciantes ya que en la primera mitad del año 90 negocios cerraron sus puertas, con un promedio de una baja cada dos días. En julio la situación se estabilizó, aunque no se registraron nuevas aperturas.

Las alarmantes cifras fueron confirmadas por el titular de la Cámara de Industria y Comercio local, José Luis Bunter, quien advirtió que a la difícil situación del sector se le suman las complicaciones de las ventas callejeras ilegales que, al contrario del comercio legal, registraron incrementos.

Te puede interesar...

500% Es el promedio de aumento de tarifas para las pymes.

Aunque la suba de la tarifa del gas fue congelada, mientras la empresa Camuzzi repartió boletas, la CIC detectó que el incremento era superior al anunciado por Nación.

“Si bien la cantidad de cierres de comercios ha disminuido en el mes de julio, en los primeros seis meses registramos 90 comercios que debieron cerrar sus puertas por no soportar el incremento de las facturas de los servicios y la caída del consumo”, relató Bunter a LM Cipolletti. Añadió que hubo muchas personas que se vieron desestabilizadas económicamente y no les quedó otra salida que bajarle la persiana a su local.

90 locales cerraron en apenas seis meses

La mayoría se dedicaba a la venta de electrónica, regalería e indumentaria, productos de escasa venta en tiempos de bolsillos flacos. Los de alimentos se mantienen pese a la crisis.

Según un informe de la Cámara, los comercios más afectados por la crisis fueron aquellos que estaban instalados en el área céntrica, motivados principalmente por los altos costos en los alquileres y “los constantes controles municipales”. Entre los rubros más afectados se encuentran aquellos de venta de productos que no son de primera necesidad, como los de indumentaria, artefactos electrónicos y regalería, ya que los comercios de alimentos y gastronómicos se lograron mantener pese a la baja del consumo. “El principal problema de los cierres es la fuente de trabajo que queda desocupada. En la mayoría de los casos se logró concretar el pago de la indemnización liquidada en cuotas, ya que lamentablemente no había otra salida”, expresó.

Alquileres, tarifas y caída del consumo son un combo difícil de resistir y muchos empresarios bajaron la persiana definitivamente.

Los comercios, que después de ser atendidos sólo por sus dueños habían contratado personal, cortaron la fuente laboral o directamente decidieron cerrar porque los márgenes de ganancias no eran factibles.

Otro gran problema en la región es el aumento de las facturas en los servicios públicos, “ya que detectamos que el 88 por ciento de las pymes estaban pagando cifras superiores al 500 por ciento de aumento en el gas, haciendo imposible sostener la actividad y desalentando la actividad”, dijo Bunter.

“Las ventas cayeron un 40 por ciento porque la gente compra sólo lo indispensable para el día. No compran de más y sólo se limitan a los alimentos”. Luis Bunter. Presidente de la Cámara de Industria y Comercio

Como si fuera poco, las ventas cayeron de forma impresionante y solamente se estabilizó en fechas festivas, como el Día del Padre. “Desde diciembre a junio, las ventas cayeron más de un 40 por ciento”, detalló el dirigente.

Pese al cierre masivo de locales céntricos, los barrios logran sostener la actividad. Los costos de los alquileres son menores -muchos funcionan en las casas de los comerciantes-, la falta de empleados y una caída menos abrupta de las ventas son factores que acompañan a mantener la actividad lejos del centro. Las zonas comerciales de calles La Esmeralda, Esquiú y Mengelle son las más destacadas en cantidad de comercios y diversidad de rubros, y en los únicos lugares donde algunos vecinos se animan a invertir.

Una web de ofertas para salir de una crisis profunda

Cómo hacer repuntar es la gran duda de los comerciantes cipoleños. Los grandes y los chicos tienen la misma obsesión: recaudar más para afrontar el incremento de casi todos sus costos fijos. La Cámara de Industria y Comercio propuso la creación de una página web para ofrecer descuentos diarios a los vecinos, sobre todo en los días en los que las tarjetas de crédito no ofrecen ninguna promoción que acerque clientes.

Sin embargo, para que la web funcione y los cipoleños la utilicen regularmente, se necesita de una gran oferta de productos y recortes de precios. Por eso, desde la CIC harán consultas a los empresarios locales para definir la utilidad real de la propuesta, que en otras ciudades de la región se está utilizando para evitar que los vecinos vayan a los centros comerciales de Neuquén y sumen otro factor preocupante a los que ya generan una gran crisis para el sector.

El proyecto de la Cámara contempla llevar los descuentos individuales que se ven en las vidrieras a una página de internet con ofertas diarias. Los clientes que la consulten podrán obtener un cupón, con el que se podrán acercar a las tiendas para comprar más barato.

Para el Municipio, hubo más mudanzas que liquidaciones

Juan Carlos Colombo, responsable de la dirección municipal de Comercio, explicó que de acuerdo con las entradas y salidas que registran en lo que va del año cerraron 63 locales comerciales y no 90, como afirma la cámara. La estadística oficial, eso sí, suele contar como comercios a las oficinas de arquitectos, abogados, contadores y cualquier otro profesional que llegue a la ciudad.

Según Colombo, fue a principios de año cuando notaron una baja compulsiva de negocios, que habían cerrado, pero mantenían su licencia.

“En el centro se cerraron muchos negocios, aunque muchos de ellos abrieron en otras partes de la ciudad pero con otra calidad, y menor envergadura. A partir de mayo estamos registrando una recuperación del sector, con una apertura semanal en diversos rubros”, explicó Colombo. Esperan que la actividad crezca en forma lenta pero sostenida.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario