Secuestraron 33 vehículos durante el finde largo

En 15 casos fue por alcoholemia positiva.

Automovilistas borrachos y flojos de papeles no pudieron escapar de los numerosos controles que desplegaron los inspectores municipales en distintos puntos de la ciudad durante el fin de semana largo.

Hasta un taxista neuquino que no tenía permiso para trasladar pasajeros ni puede hacerlo en el ejido cipoleño fue sorprendido en inmediaciones de Kpla, buscando clientela. Rápidamente retuvieron su vehículo.

La directora municipal de Tránsito, Silvia García, informó que el chofer del vehículo no tenía licencia habilitante para transporte público ni podía levantar pasaje en Cipolletti.

Desde la madrugada del sábado hasta la madrugada de ayer comentó que se labraron 78 actas de infracción por distintos motivos. Muchas de ellas también incluyeron el secuestro del rodado. En tanto, los inspectores hicieron 33 retenciones, de las cuales 12 autos y 3 motos fueron a parar al predio de Pacheco y Rivadavia porque los responsables del volante no pasaron el test de alcoholemia.

García especificó que, en los casos de los automovilistas, la gradación máxima de alcohol registrada fue de 1,57 gramos. Mientras que En el máximo entre los motociclistas fue 1,24 gramos de alcohol en sangre. El resto de los vehículos incautados no tenía toda la documentación reglamentaria.

Como es de esperar, algunos conductores intentaron esquivar los controles de alcoholemia, pero nada que hiciera lugar a un despliegue superlativo de fuerzas ni situaciones desagradables que lamentar para el personal municipal.

78 actas de infracción se labraron el fin de semana.

Además se registraron 33 secuestros de vehículos. De ese total, 12 autos y 3 motos fueron llevados al predio municipal por tests de alcoholemia positivos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario