LMCipolletti Cipolletti

Se vendieron seis mesas de pool del ex Bar Cipolletti

La séptima se queda en el local, que pronto podría reabrir sus puertas.

De las siete históricas mesas de pool con que contaba el viejo Bar Americano (el más antiguo de la ciudad), que cerró sus puertas a fines de diciembre, su ex propietario Juan José Rolando, vendió seis. La séptima se quedará en el lugar porque ya hay un inversor que apuesta a la reapertura del tradicional local cipoleño. Pero con cambios, porque a futuro, cuando se concrete su relanzamiento, el lugar apuntará a un público más amplio que el original. Ya no solamente lo frecuentarán adultos, varones sobre todo, sino toda la familia.

Desde 1984 que el bar contaba con mesas. Eran tres, alquiladas y de menor calidad que las siete nuevas que se habilitaron en 1986. A partir de entonces, el establecimiento, ubicado en Roca 320, tomó la fisonomía que la acompañó hasta sus últimos días.

Te puede interesar...

En un pasado más lejano, el establecimiento contó con mesas de billar, en lugar de las posteriores de pool. Por cuestiones de gustos y de cambios en la clientela, se terminó optando por el tipo de juego que luego, y por casi 34 años, distinguió allí las actividades de diversión y esparcimiento.

Ayer, Rolando manifestó que la venta de los "pooles", como el los llama, no dejó de causarle emoción, por el largo tiempo que lo acompañaron y las vivencias y anécdotas que le dejaron las largas jornadas de trabajo. Y no es para menos, porque él, además de dueño, siempre participó de la atención del público, convirtiéndose así en una auténtica personalidad cipoleña.

33 años tuvieron en los “pooles” el principal atractivo del Bar Cipolletti, el de más historia en la urbe.

Y fueron muchos los clientes en tantos años del bar. Su padre se hizo cargo en septiembre de 1974 y él colaboró en la labor cotidiana. Con el tiempo, le tocó también asumir la conducción y la responsabilidad del lugar. Hoy, a los 71 años, le toca la nostálgica tarea de vender todo lo que pueda y afrontar las deudas que se le fueron acumulando, ya que los ingresos del local no le alcanzaban.

Por eso, además de las mesas de pool, venderá las mesas comunes y las sillas, y cuanto le resulte imprescindible. Y como sabe que los números ni así le cierran, tiene pensado poner en venta dos salones que tiene en propiedad con una hermana, en Neuquén.

Ahora, al menos, logró colocar las seis mesas de billar que tenía programadas. Una fue a dar al amplio recinto de una tornería ubicada en el parque industrial de Allen. Las demás quedaron en Cipolletti, cuatro en casas particulares y la restante en un local de un complejo donde se juega al fútbol. La séptima se quedará en Roca 320, esperando nuevos tiempos.

Parte del pasado, parte del futuro

Un inversor se la juega

El Bar Cipolletti está en vías de reabrir sus puertas, pero con una fisonomía renovada. Será no antes de marzo o abril. Se prevé conservar varios elementos distintivos del local, pero en un entorno renovado.

Lucha hasta el final

El ex dueño del establecimiento, Juan José Rolando, había previsto cerrar hace tres años. Aguantó hasta diciembre.

LEÉ MÁS

Dispararon al aire arriba del techo de una casa y los detuvieron

Habrá paro bancario por el crimen de un cajero en un violento asalto

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario