Se inició el plan contra el bullying en la 338

El CPE prometió más diálogo y apoyo del ETAP para todos los alumnos.

Luego de que una mamá cipoleña sacara a la luz el estremecedor caso de bullying que vivió su hijo durante un año y medio en la Primaria 338, las autoridades del establecimiento educativo, en conjunto con el Consejo Provincial de Educación, prometieron diálogo para evitar el acoso escolar y contener psicológicamente tanto a los alumnos afectados como al pequeño acusado de ejercer violencia contra sus compañeros.

Iris, la joven que se animó a radicar la denuncia tanto en la Policía como en Fiscalía, explicó que su nene quiere cambiarse de escuela a pesar de las medidas que planean incorporar para remediar la situación y afirmó que ella respetará su decisión.

Te puede interesar...

Sin embargo, el resto de los padres que también contaron experiencias similares decidieron tomar el colegio a primera hora de la mañana a modo de protesta para evitar que todo quede en el olvido y asegurarse de que los chicos reciban la contención necesaria para que no vuelvan a ocurrir ataques en el futuro.

“En mi caso particular tuve una reunión con la directora y el supervisor que se extendió hasta el mediodía. Ahora siento que está todo más encaminado y creo que es gracias a que hablamos sobre lo que estaba pasando. Lo que plantearon es tomar medidas más firmes y constantes que van a ir aparejadas del trabajo del Equipo Técnico de Apoyo Pedagógico (ETAP), que había decidido no actuar antes porque estaban desbordados”, afirmó.

A pesar de las promesas de frenar el bullying, la mujer apuntó contra el establecimiento por la falta de información. “Nosotros creemos que en esos casos, es responsabilidad de la escuela informar a los papás; si no, vamos a estar siempre preocupados”, remarcó la mamá del nene víctima de acoso en diálogo con LM Cipolletti.

Al respecto del protocolo reforzado que se implementará a partir de esta semana, Iris contó que habrá profesionales para ofrecer ayuda psicológica a los menores y estudiar en profundidad cuáles son las causas que los llevan a ser violentos entre ellos. También resolvieron brindar asistencia social a los padres del nene acusado de bullying porque “es una víctima más”.

Finalmente, explicó que, aunque ya se estén tomando cartas en el asunto, su hijo quedó “traumatizado” y se niega a volver porque tiene miedo a que lo hostiguen. “Él no quiere volver, y por eso tomé la decisión de escucharlo y hacerle caso, porque no lo quiero obligar a hacer algo que no quiere. Pedí al CPE ayuda para agilizar el trámite”, concluyó.

Es responsabilidad de la escuela informar; si no, vamos a estar siempre preocupados”. Iris, su hijo sufrió bullying

Bronca entre los padres con la escuela

Las denuncias por casos de bullying se multiplicaron tras la exposición del primer caso. Muchos padres aseguran que sus nenes no quieren ir a clases porque tienen miedo de ser golpeados por otros alumnos. La bronca de los denunciantes es hacia las autoridades escolares, a quienes acusan de no actuar adecuadamente. Ayer, de hecho, hubo una ocupación del edificio para obtener una reunión con los directivos y manifestar sus quejas en conjunto, aunque el Consejo Escolar ya había tomado intervención. “Las maestras están desbordadas, ya no saben qué hacer, son muchos chicos y ellas son pocas. La directora tiene que hacer algo”, se quejó una mamá durante la protesta. La mayoría de los ataques los habría perpetrado un mismo niño, por lo que los demás papás reclaman que reciba la atención y el apoyo necesarios.

LEÉ MÁS

Indignante caso de bullying en una escuela primaria

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario