Se cayó al río con el auto y debe pagar casi $2,5 millones

Un vecino, que iba en el asiento de atrás, demandó al conductor en la Justicia.

En un fallo judicial de características muy llamativas, una magistrada cipoleña ordenó a una aseguradora reponer un auto a un automovilista que cayó al río en el puente de la Isla Jordán. La empresa no quería cubrirlo debido a que le atribuían la culpa al conductor. Asimismo, el beneficiado con la decisión judicial fue demandado por una persona que viajaba junto a él, y en otra sentencia se determinó que deberá ser resarcido en casi 2,5 millones de pesos.

Desde el Poder Judicial se indicó que las decisiones fueron adoptadas por la jueza civil de Cipolletti Soledad Peruzzi. El hecho que quedó bajo su análisis sucedió el 3 de abril de 2015 y fue protagonizado por un vecino que circulaba en un Renault Clio junto a dos personas. El automovilista quiso atravesar el puente en construcción, perdió el control y cayó al río. Mientras que el vehículo terminó destruido, sus ocupantes sufrieron lesiones.

Te puede interesar...

A partir del siniestro, hubo una serie de presentaciones ante el juzgado civil a cargo de Soledad Peruzzi. En lo que se refiere al vehículo, se precisó que el conductor tenía contratado un seguro automotor con cobertura de daño total por accidente.

Pero a raíz del hecho, la aseguradora Federación Patronal Seguros SA planteó la exclusión de cobertura “por culpa grave del actor conforme a una de las cláusulas de las condiciones generales de la póliza contratada. Consideró la compañía que en ese contexto se configuraba una causal de culpa grave, ‘atento al reconocer el propio actor que circulaba a las 5 de la madrugada por un camino no habilitado para el tránsito vehicular’”.

Sin embargo, luego del accidente, Criminalística hizo un informe y comprobó que el puente estaba sin obstáculos y sin señalizar.

Sobre la base de esas conclusiones, la jueza Peruzzi hizo lugar a la demanda y condenó a la aseguradora a abonarle al conductor una suma de dinero por la destrucción total del vehículo.

La magistrada consideró que no se podía aplicar la cláusula de “culpa grave” al conductor porque el puente se encontraba sin señalizar y no tenía ningún obstáculo que impidiera su acceso por parte de vehículos.

Por otra parte, hubo un segundo fallo, donde la jueza civil condenó al conductor y a la aseguradora a abonarle a uno de los dos pasajeros que iban en el vehículo la suma de $2.477.929 por daños y perjuicios.

--> Un accidentado con múltiples secuelas

La persona que demandó al conductor manifestó que iba durmiendo en el asiento trasero y que tras la caída del vehículo, sufrió múltiples lesiones. Después, por la demora en su recuperación perdió su trabajo.

La jueza, en este caso, valoró un informe psicológico. “Se evidencia que en la faz psíquica del peritado esa frustración ha acarreado daños ciertos, constatables y lo ha marcado disvaliosamente, pues no ha logrado revertir ni superar esa chance perdida de avanzar en la carrera”, remarcó Peruzzi.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario