El clima en Cipolletti

icon
Temp
68% Hum
LMCipolletti

Sandoval exigirá $3.000.000 por detención injusta

Absuelto por su improbada vinculación con el segundo Triple Crimen, exigirá un resarcimiento.

En lo que queda de febrero o a principios de marzo, el ex condenado presentará su reclamo al Estado provincial.
 
David Sandoval, absuelto luego de estar más de 8 años preso como imputado por el segundo Triple Crimen, está en los preparativos finales junto con sus abogados del juicio que le hará al Estado por los perjuicios que le ocasionaron el tiempo entre rejas y las sospechas nunca probadas. Para ello, solicitará alrededor de 3.000.000 de pesos en concepto de resarcimiento material y moral.
También prepara una demanda contra el ex intendente y actual gobernador de la provincia, Alberto Weretilneck, por expresiones que éste tuvo en su momento y por haber querido actuar, según él, “más como juez” que como cabeza del Ejecutivo municipal.
El múltiple asesinato ocurrió un 23 de mayo de 2002, en un laboratorio ubicado en ese entonces en 25 de Mayo y Roca. Las víctimas fueron la bioquímica Mónica García, la psicóloga Carmen Marcovecchio y la paciente Alejandra Carbajales. El caso permanece en una total impunidad, pese a la gravedad y magnitud del hecho. Los dos sospechosos que tuvo la causa (el otro fue Orlando “Clavo” Sandoval) fueron absueltos.
“La demanda contra el Estado la estaríamos presentando a fin de mes o a principios del mes que viene”, indicó el ex acusado, quien precisó que en el tema está trabajando un abogado de apellido Calarco junto con su defensor, el muy conocido Eves Tejeda.
La cifra millonaria que pretende cobrar al Estado se relaciona con los 8 años, 2 meses y 1 día que permaneció encerrado por haberlo considerado la Justicia participante del crimen. “Me detuvieron un 28 de julio de 2002 y fui liberado, por orden de la Corte Suprema de Justicia, el 29 de octubre de 2010”, recordó, en diálogo con La Mañana de Cipolletti.
 
Perjuicios económicos y psicológicos
“Perjudicaron mi nombre y apellido, y económicamente perdí todo lo que tenía: mi familia, casa y hasta las posibilidades que tenía de trabajar. Sobre todo, tengo dificultades para conseguir trabajo en Cipolletti. Ahora estoy hace unos días en General Roca laburando en un puesto de verdura, donde me pagan por día. Me pagan por día y con lo que gano apenas me alcanza para sobrevivir”, enfatizó.
Manifestó que, “psicológicamente, lo que tocó vivir me ha complicado mucho, me he visto obligado a empezar de nuevo. Además, hay gente que cree tu verdad y otras que no, que piensan todavía que sos culpable, pese a que fui absuelto. Es muy difícil para uno”.
“Ahora estoy peleando por salir adelante. Pasé por cosas que no merecía”, expresó y dijo que de su estadía en la cárcel lo que más puede destacar es la posibilidad que tuvo de aprender un oficio, el de carpintero. “Actualmente, tengo algunas máquinas chicas, pero aspiro a comprar las más grandes que necesito para poner un taller. Si gano el juicio al Estado, como espero, me voy a comprar una casa y una camioneta y pondré una carpintería”, indicó.
 
Ningún resentimiento
Sandoval fue categórico en afirmar que “no tengo resentimiento para nadie, no me mueve la sed de venganza en absoluto. Para mí, que soy religioso y voy a la Iglesia, Dios sabrá lo que dispone. No le deseo mal a nadie”.
“Tengo 39 años de vida y perdí nueve en prisión. A nivel social y familiar, me destruyeron”, señaló y aseguró: “Yo acompaño a los familiares de las víctimas en su dolor, no conservo ningún rencor para ellos. Los entiendo y los perdono si hablaron mal de mí. Yo tengo la conciencia tranquila”.
En relación con el papel de Weretilneck en la trastienda política que se abrió en torno al caso, puntualizó que “él no era quién para juzgarme. Nunca me atendió, nunca quiso hablar conmigo pese a que varias veces quise hablar con él. Me discriminó”. 
 
Sin verdad ni justicia
La Justicia determinó que Sandoval no tuvo nada que ver con el terrible episodio ocurrido en pleno centro de la ciudad, a cuatro cuadras de la Comisaría Cuarta. La resonancia del hecho no evitó que en la etapa de instrucción se cometieran los errores que finalmente condujeron a que el crimen permanezca sin resolver, faltando pocos meses para que se cumplan 11 años de sucedido. En Cipolletti se sigue esperando el esclarecimiento.
El año pasado, familiares de las víctimas hicieron gestiones para que se reactive la investigación.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario