El clima en Cipolletti

icon
Temp
88% Hum

Robó datos de la tarjeta de una clienta y anduvo de compras on line

Una empleada de una tienda del centro cipoleño pergeñó la maniobra delictiva. Hizo cuatro transacciones por poco $13 mil. Le otorgaron una "probation" y un resarcimiento de $4 mil, destinado a obras solidarias. La sobreseyeron.

La empleada de un comercio del centro cipoleño que hizo compras on line con los datos robados a la tarjeta de crédito de una clienta cumplió con el pago de 4.000 pesos a una institución solidaria y logró librarse de la causa judicial.

Los hechos ocurrieron entre julio y septiembre del 2019, y tras ser descubierta e imputada por “defraudación mediante utilización de medios electrónicos”, la defensora oficial Silvana Ayenao solicitó en marzo del año pasado la aplicación de la Suspensión del Juicio a Prueba (probation) por el plazo de un año.

Te puede interesar...

Además, propuso una reparación simbólica por la suma de $4000 en cuatro cuotas mensuales, y requirió que se destine a donaciones para un merendero.

La fiscal Eugenia Vallejos no puso objeciones con la resolución y comunicó que la víctima no quería recibir el dinero y propuso que sea para el proyecto “Ponete la Mochi”, el cual entrega útiles escolares y alimentos a niños carenciados.

La jueza Laura Gonzáles Vitale encontró razonable el aporte y resolvió suspender el juicio a prueba por un año y el cumplimiento de pautas de conducta, como fijar domicilio, presentarse cada dos meses en la Oficina Judicial, no cometer nuevos delitos ni consumir bebidas alcohólicas y estupefacientes en la vía pública.

En marzo pasado se venció en plazo del año estipulado, por lo que Fiscalía y Defensa pidieron el sobreseimiento Florencia Solange, lo que fue aprobado por la magistrada. Aclaró en el fallo que “el proceso no afectó el buen nombre y honor de la imputada”.

Como fue la maniobra

El fallo describe que fueron cuatro hechos los cometidos, todos a la misma clienta, y por poco más de 13 mil pesos en total.

La maniobra la ejecutó al acceder a los datos de la tarjeta de crédito Mastercard Nativa de la damnificada, que era clienta de una tienda ubicada en San Martín al 200, donde trabajaba la mujer. Esa información luego utilizó para perpetrar la defraudación.

El julio de 2019 realizó una compra en Claro PT a través de Mercado Libre por $2.133,46. El mes siguiente compró mercadería por un valor de 2.200 en una página de bijouterie. En septiembre hizo otra adquisición de mercadería por 7.299,99 a un particular que vende complementos vitamínicos y finalmente la última por 2174,10 pesos también en Claro PT.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario