El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
58% Hum
LMCipolletti

Repercusiones favorables al fallo que aprobó el aborto a una niña

La mayoría de las opiniones entienden que se protegió la salud psíquica de la menor.

“Hay violencia psíquica que tiene tantas consecuencias como las lesiones físicas”, dijo la jueza de Familia, María Alicia Favot.

Opiniones en su mayoría favorables se conocieron ayer en relación con el fallo que dispuso una Cámara Criminal de Viedma que tras una votación resuelta en mayoría, autorizó la interrupción del embarazo de una menor de 13 años que había sido víctima de un caso de violación.
En esta ciudad, la titular del Juzgado de Familia Nº 7, María Alicia Favot, se manifestó también muy sensible con la situación, expresando «estar en un pleno acuerdo con lo que decidieron los jueces, según lo que pude leer en los tramos del fallo que publicaron en el diario».
La doctora Favot entendió que «el planteo en los cuales se basó el dictamen era absolutamente legítimo, ya que existía un evidente riesgo para la salud psíquica de la menor, algo que a veces no se tiene tan en cuenta».
En este sentido, puso de relieve que «en estos casos de violencia o abuso, generalmente suele aludirse a las consecuencias físicas, pero también y es bueno que los jueces lo hayan contemplado, el efecto emocional y psicológico que causa tantas consecuencias como la violencia que deja huellas en lo físico».

Posición de un juez
El juez Pedro Estrabou, uno de los que votó a favor de la sentencia, reiteró ayer sus conceptos acerca de la «necesidad de resolver una situación que era muy delicada y acuciante», resaltando que «se había actuado en un todo dentro de lo que establece el derecho penal».
Para el magistrado, el planteo que habían efectuado los padres de la víctima «era absolutamente procedente», por lo que sostuvo «no tener dudas en cuanto a la afirmación de mi voto».
En Viedma, el sacerdote católico Luis García dijo que la menor atravesó «una situción límite y no deseable ya que fue violada dentro de su mismo ámbito familiar», entendiendo que «en este caso  había que velar por su integridad y que el día de mañana pueda vivir lo más normal posible».
De ese modo, García, quien se desempeña como vicepresidente del Consejo de la Niñez y Adolescencia de Río Negro, se mostró a favor del fallo al manifestar el propósito del tribunal «fue salvaguardar la integridad y apoyar el crecimiento de la pequeña, que es lo más importante».
En tanto, una consulta realizada por La Mañana de Cipolletti al obispo del Alto Valle, no pudo tener una respuesta acerca de este caso, por cuanto monseñor Néstor Hugo Navarro pidió excusarse de hacer referencia.

Explicación del juez cuyo voto fue en contra

El juez Francisco Cerdera, que se opuso en minoría a autorizar el aborto a la niña violada, aseguró que «no hay ningún elemento que indique que la menor no quiera continuar con su embarazo» y fustigó duramente a la asesora de menores porque dijo que en la audiencia para defender a la persona en gestación «su presencia resultó simbólica» ya que «no realizó ninguna exposición».    
El magistrado estimó que en este caso la acción de amparo intentada debió ser rechazada «in limine» ante la innecesariedad de la autorización porque el Artículo 86 del Código Penal no está previsto para juzgar si un acto que todavía no se ha realizado debe ser eximido de pena.
Explicó que en el informe remitido por el Cuerpo Médico Forense y por el psicólogo forense, concluyen que «...en el caso de consulta, si bien queda establecido que la víctima no encuadra dentro de la idiocia y/o demencia, no se puede determinar fehacientemente que la niña como consecuencia del embarazo se encuentre en una situación de riesgo para su vida y /o salud con los elementos por nosotros evaluados».
«Esa misma opinión fue vertida personalmente en la audiencia agregando el psicólogo Battcock que el tránsito de la niña por la etapa de negación hace difícil saber si la misma acepta o no el embarazo, que resulta difícil saber que va a pasar posteriormente», agregó.
  «Resulta absolutamente entendible –continuó- que la menor presente el diagnóstico que los operadores han puesto de resalto. A nadie se le ocurriría suponer que la niña no ha sufrido ningún daño en su psiquis. Sin embargo, no encuentro sinceramente ninguna opinión seria, con  rigor científico, que afirme con toda certeza que practicando el aborto que se solicita se solucionarían sus padecimientos psíquicos».

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario