Recomiendan vacunarse contra la fiebre amarilla para ir a Brasil

La OMS informó que el estado de San Pablo fue declarado "zona de riesgo". El alerta corre para Río de Janeiro, San Pablo y Espíritu Santo.

El estado brasileño de San Pablo fue declarado "zona de riesgo de fiebre amarilla" por la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a quienes viajen a Brasil vacunarse con diez días de antelación.

El mismo organismo difundió los síntomas y las características de la enfermedad, luego de que se reportara en los últimos días un fuerte aumento de casos en San Pablo, Minas Gerais y Río de Janeiro, donde ya hubo al menos 34 muertes desde enero de 2017, consignó DPA.

Eduardo López, jefe de departamento de medicina del Hospital Ricardo Gutierrez, puntualizó que Brasil no exige el certificado de vacunación para ingresar al país pero recomienda vacunarse cuando uno va a la zona de riesgo.

En este sentido, aseguró que los turistas que viajen a la "costa sureña de Brasil como Camboriú, Canasvieiras, Río Grande do Sul, Florianopolis o Bombinhas, no tienen riesgo, mientras se mantengan en la zona de la playa y no vayan a zonas forestales o selváticas".

Tampoco corren riesgo quienes elijan vacacionar en "Recife, Olinda o Alagoas, playas del noreste de Brasil".

En tanto, los que viajen a "las playas de Río de Janeiro, de San Pablo o Espirito Santo tienen que vacunarse" ya que hay brotes de la enfermedad en esa zona, al igual que "en algunos municipios del estado de Bahía".

Embed

¿Qué es la fiebre amarilla?

Según los documentos redactados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) la fiebre amarilla (FA) es una enfermedad vírica del ser humano y de otros primates que es transmitida por mosquitos; actualmente es endémica en 44 países de las regiones tropicales de África y América del Sur.

La vacunación a gran escala contra la FA ha sido muy eficaz y es la única forma de no contraer la enfermedad, a partir de los 9 meses de edad los seres humanos ya pueden recibir la dosis, en tanto que las embarazadas deden consultar con un médico especialista.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

Si ya se ha contraído el virus y pasado el periodo de incubación de 3 a 6 días, la infección puede cursar en una o dos fases. La primera, aguda, suele causar fiebre, mialgias con dolor de espalda intenso, cefaleas, escalofríos, pérdida de apetito y náuseas o vómitos. Posteriormente, la mayoría de los pacientes mejoran y los síntomas desaparecen en 3 o 4 días. Sin embargo, el 15% de los pacientes entran a las 24 horas de la remisión inicial en una segunda fase, más tóxica. Vuelve la fiebre elevada y se ven afectados diferentes sistemas orgánicos. La mitad de los pacientes que entran en la fase tóxica mueren en un plazo de 10 a 14 días, y los demás se recuperan sin lesiones orgánicas importantes.

No hay tratamiento curativo para la fiebre amarilla. La vacunación es la medida preventiva más importante contra la enfermedad.

Lugares de vacunación en todo el país consultar aquí

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario