Inicialmente, el hombre había sido condenado por “lesiones leves agravadas por la relación de pareja”, pero el fiscal Ricardo Maggi interpuso un recurso de casación y el Superior Tribunal de Justicia (STJ) advirtió deficiencias en el trámite de la investigación y en la modalidad de juzgamiento. En consecuencia, realizó la valoración de la prueba en su conjunto y analizó el contexto en que los hechos fueron denunciados.

Antes de este caso, el imputado ya había sido condenado a cuatro años de prisión efectiva. Se lo acusó de violar las restricciones de acercamiento, intentar abusar de la mujer y de golpearla.

En el hecho por el que ahora recibió 12 años y 6 meses de prisión, el hombre fue acusado de ingresar a la vivienda de la víctima en plena madrugada. La vio cambiándole los pañales a su bebé, se le abalanzó y comenzó a apuñalarla con un cuchillo de cocina. Durante el ataque, el hijo de la víctima (de 9 años) corrió a la casa de su abuela y le pidió ayuda a un tío, que finamente intervino.

En el trámite de la casación, el STJ modificó la calificación legal de lesiones leves a tentativa de homicidio y remitió el expediente al tribunal de Cipolletti para que impongan la pena correspondiente. Finalmente, los jueces César Gutiérrez Elcarás, Guillermo Baquero Lazcano y Laura González Vitale dictaron la nueva condena de 12 años y 6 meses de prisión, por encontrarlo culpable del delito de “desobediencia a una orden judicial en concurso ideal con violación de domicilio, en concurso real con homicidio doblemente calificado en grado de tentativa”.

El ataque ocurrió en una casa de Cinco Saltos, el 24 de febrero de 2014 de madrugada. La víctima es la ex pareja del agresor y madre de sus hijos. Desde el Poder Judicial solicitaron no publicar ningún nombre para que no sean identificados la víctima ni sus hijos menores.

Se cambió la calificación legal de lesiones leves a tentativa de homicidio

Durante la casación, los jueces del STJ sostuvieron que “no puede dejar de advertirse que los hechos que aquí se juzgan se enmarcan dentro de la problemática de violencia de género y doméstica. La ley reconoce que esta tiene como sustento las relaciones asimétricas de poder entre varones y mujeres”. En este caso, el agresor aparece ejerciendo todo su poder en relación con su ex pareja, a la que intimida y trata con extrema violencia, física y psíquica. “En este encuadre y perspectiva, la prohibición de todo tipo de violencia contra la mujer tiene un amparo especial a nivel internacional en la Convención interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario