Quedó en libertad porque la fiscalía tardó en acusarlo

El beneficiado había sido imputado por corrupción de menores.

La jueza de garantías María Florencia Caruso otorgó ayer por la mañana la libertad de un hombre acusado por un abuso sexual de una niña ocurrido hace unos 15 días en Fernández Oro.

El imputado estaba detenido desde el 18 de octubre, momento en que la Fiscalía solicitó la audiencia de formulación de cargos. En esta instancia Caruso otorgó 15 días de prisión preventiva que vencían ayer para que los acusadores pudieran realizar la cámara Gesell y así obtener el relato de la víctima. Sin embargo transcurrió el plazo y la fiscalía no consiguió obtener esa declaración.

En la audiencia realizada en el edificio judicial de España y Urquiza, la fiscal Eugenia Vallejos informó que se encontraban trabajando con la Oficina de Atención a la Víctima para que la niña pudiera declarar. Sin embargo, a pesar de las intervenciones no pudieron llevar adelante la medida.

La defensora oficial Silvana Ayenao se presentó a la audiencia con familiares del imputado, que manifestaron ante la jueza de garantías que le iban a brindar un domicilio en Cipolletti, además de haberle gestionado un trabajo en el rubro de la construcción.

La Fiscalía, por su parte, solicitó extender la prisión preventiva.

“La prisión preventiva es una medida extrema y sumamente excepcional que está en la Constitución y los pactos internacionales. El señor está detenido desde hace 15 días por un hecho grave. Se mencionó que la niña iba a declarar en cámara Gesell y dicté la preventiva para que declare porque es la prueba más importante en los casos de abuso sexual”, manifestó la jueza.

Sin embargo, “la persona que tiene que venir y declarar es la niña y no lo hizo hasta el momento. No hay otro elemento objetivo para mantener la medida cautelar. No hay certificado médico tampoco. En este contexto no encuentro un elemento de cargo, que lo tiene que presentar la fiscalía, como para que el señor siga detenido”.

“En consecuencia voy a ordenar la libertad del señor con pautas de conducta que va a tener que cumplir bajo apercibimiento de detención. Entre ellas fijar domicilio en Cipolletti y una prohibición de acercamiento hacia la víctima y hacia su mamá. No podrá mantener tampoco ningún tipo de comunicación ni por mail ni por teléfono y debe presentarse a firmar tres veces por semana ante la Oficina Judicial”, remarcó la jueza en el cierre de la audiencia.

Investigación

Tenían que hacer la cámara Gesell

El caso de abuso ocurrido en Fernández Oro tiene como víctima a una niña, que era vecina del acusado. A partir de una denuncia de los padres de la menor, el sospechoso, que se encontraba preso por una contravención en la Comisaría 26, continuó tras las rejas aunque imputado por los delitos de abuso sexual y corrupción de menores.

Desde un primer momento, tomó intervención la unidad fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual, que buscó la contención de la menor y a la vez, analizar el momento oportuno para concretar la cámara Gesell.

Además de la fiscalía, responsabilidad de Eugenia Vallejos, tomó intervención la titular de la defensoría del Niño, Niña y Adolescente, Alicia Merino.

En lo que se refiere a los fiscales, no desconocen que deben actuar con celeridad y presentar las respectivas pruebas en un corto plazo de tiempo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario