El clima en Cipolletti

icon
Temp
93% Hum
LMCipolletti costumbres argentinas

La motosierra arrasa con las costumbres argentinas

Tres de los productos más consumidos en el país cayeron más de un 15% en su consumo durante el primer trimestre del año: carne, leche y yerba mate. ¿Chau a las costumbres argentinas?

Un buen asado los domingos // Mates con bizcochos a diario // Vacas en la pampa húmeda

Aquellas son quizás las tres postales más reconocidas de nuestro país, una suerte de emblema fronteras afuera y tradición puertas adentro. Sin embargo, por estos días, estamos transitando "el ajuste más grande de la historia" y uno de sus efectos más visibles es la caída en el consumo de tres de los alimentos más emblemáticos del país: la carne, la leche y la yerba mate.

Te puede interesar...

El contexto es conocido: el plan motosierra se tradujo en un ajuste del gasto público del orden de 15 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), achicando así de un saque el enorme déficit fiscal que arrastraba Argentina por años.

Este mega recorte del gasto permitió bajar la inflación del 25% al 8.8% en apenas un par de meses. Cuando se intenta analizar la caída brutal de los precios, resulta evidente que el mercado no convalida los aumentos a fuerza del “no hay plata” generalizado.

Dicho de otro modo, la contracara del ordenamiento de las cuentas públicas es una fortísima recesión. Según un informe del Centro de Investigación y Formación de la Central de Trabajadores de la Argentina (Cifra-CTA), publicado en abril, el poder adquisitivo del salario mínimo cayó un tercio (34,1%) desde que asumió Javier Milei.

En línea con este contexto, el consumo masivo se desplomó. En marzo, cayó por cuarto mes consecutivo, registrando una baja del 19% interanual, según la consultora Focus Market. Y esta caída se ve claramente en los tres productos emblemáticos de nuestra canasta alimentaria: carne, yerba y leche.

b98sfy0h.png

La leche derramada

El rubro alimentos aumentó el último mes un 6%, de acuerdo al informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC) y . Sin embargo, no podemos pasar por alto que el precio de la leche ha duplicado su valor en solo tres meses -aumentó un 123% entre diciembre y marzo-.

En este contexto, no sorprende que muchos argentinos hayan tenido que sacar la leche o sus derivados de la lista de compras. De hecho, el Panel de industrias lácteas informó que en el acumulado del primer trimestre del año se produjo una caída del 18,7% en volumen de productos y del 15,2% en litros de leche equivalentes (-16,1% en el promedio diario).

"Puede observarse, una caída muy importante en todos los rubros salvo quesos que cayó un 8,8% en litros equivalentes. Los productos de mayor valor agregado y unitario como quesos de pasta muy blanda, quesos rallados, leches saborizadas, yogures, flanes y postres presentaron una gran caída asociada a las subas de precios y al retraso en el poder adquisitivo del sector medio de la población que demanda en mayor cuantía estos productos", indicó un informe del Observatorio de la cadena Láctea Argentina.

0xi0tnpl.png

Carne, ¿ya no es tan clásico?

Nuestra historia nos precede, Argentina es famosa en todo el mundo por la calidad de la carne y la realidad es que solía ser parte habitual de la dieta. El precio de los cortes más populares sigue en caída libre, pero aun así el consumo no repunta.

La tendencia levanta banderas de alerta. El consumo de carne vacuna en Argentina ha experimentado una alarmante caída en los primeros cuatro meses de 2024, según reveló un informe de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra). Los datos muestran una merma del 18,5% en relación al mismo periodo del año anterior, lo que representa una retracción de 9,6 kilos por habitante.

Nuestra historia nos precede, pero el presente es contundente: la disminución es la más significativa desde 2011, superando incluso el peor registro anteriormente alcanzado en 2021, cuando el consumo bajó a 46,8 kilos por habitante.

0517x1bb.png

El mate en peligro

Tomar mate es una parte tan esencial de la idiosincrasia argentina que la demanda de yerba es considerada inelástica (en otras palabras, incluso cuando aumenta de precio la gente la sigue comprando, en vez de reemplazarla por otros productos).

Es por esto que algunos consideran que la evidencia más clara de lo dramático que está resultando el ajuste para muchos argentinos es que incluso la venta de yerba mate ha bajado.

El Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) reveló que, en todo el primer trimestre, la contracción en la venta en el mercado interno fue del 9,2% interanual.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario