El clima en Cipolletti

icon
Temp
96% Hum

Preocupa el mal estado del puente Cinco Saltos-Centenario

La calzada presenta baches y la senda peatonal está tan dañada que los ciclistas prefieren no utilizarla. Con ello, agregan un factor de riesgo más, porque obliga a los automovilistas a estar atentos para no llevarse puesto a nadie.

El tránsito por el puente carretero que une Cinco Saltos y Centenario se encuentra en mal estado de conservación, de lo que dan cuenta los automovilistas que a diario lo utilizan por cuestiones laborales, educativas, recreativas o, simplemente, por cuestiones particulares y del momento.

Los inconvenientes se dan tanto en la calzada para la circulación vehicular, como también, y en forma muy pronunciada, en las sendas para el paso de peatones y ciclistas, que están muy dañadas.

Te puede interesar...

Por el viaducto, cruzan miles de personas cotidianamente. Y es que tanto la neuquina Centenario como la rionegrina Cinco Saltos son ciudades que han crecido mucho en población, lo mismo que localidades vecinas y áreas circundantes.

Por ello, el tránsito resulta por momentos intenso, al compás de horarios de trabajo y de escuelas, principalmente. Es, en este último caso, lo que le ocurre a un rionegrino que ahora reside en Centenario y que los días hábiles lleva a clases a sus dos hijos a un establecimiento cincosaltense.

"El estado en que se encuentra el puente es muy malo", enfatizó y destacó, sobre todo, la existencia de algunos grandes baches en la calzada, a los que autos, camiones y colectivos se esfuerzan por esquivar, con los riesgos consiguientes que se derivan de la maniobra.

Puente Cinco Saltos - Centenario .jpeg

El automovilista sostuvo que la estructura requeriría una refacción general, a los efectos de mejorar la circulación y, más que nada, la seguridad al volante. El peligro, en su opinión, es muy real y se debería procurar solucionarlo cuanto antes.

Indicó que llaman la atención, muy especialmente, las roturas y huecos que presentan las sendas peatonales y también las barandas y contenciones de seguridad. Todo esto está concebido para que los transeúntes y las bicicletas pasen sin arriesgar caerse al río por algún descuido, pero sucede lo contrario, puesto que los que pasan deben evitar tropezar y perder el equilibrio en los agujeros.

Es tanto el peligro de las sendas que los ciclistas optan por utilizar la calzada para los autos y demás vehículos, cuyos conductores, además de esquivar los baches, también deben estar vigilantes de no llevarse puesta alguna bicicleta.

Las maniobras pueden provocar accidentes, pero es lo único que queda por hacer para cruzar por el lugar. Por ello, se impone la precaución y la agilidad de reflejos.

Puente Cinco Saltos - Centenario 2.jpeg

El vecino que decidió contar su experiencia, aunque reservando su identidad, manifestó lo difícil que se le vuelve hacer uso del puente en forma cotidiana y no ocultó su malestar por la falta de mantenimiento que resulta apreciable a simple vista. Por ello, urgió a que se concreten las mejoras y reparaciones que las circunstancias reclaman.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario