El clima en Cipolletti

icon
Temp
45% Hum
LMCipolletti hospital

Por el caso del bebé en Cipolletti, refuerzan pedido para modificar la ley de parto respetado

Un grupo de familias de Río Negro mostró su apoyo y acompañamiento a los padres que reclamaba el cuerpo de su bebé en el hospital local. Informaron que la ley busca anexar protocolos de atención médica ante la muerte gestacional y perinatal.

El caso de la familia que reclamaba el cuerpo de su bebé en el hospital Pedro Moguillansky de Cipolletti revolucionó las redes sociales, sobre todo cuando llegó la respuesta del mismo centro de salud, en el que se indicaba que había sido descartado. Las autoridades sanitarias dicen que era "un embrión de 15 centímetros que pesaba menos de 300 gramos", mientra que la mamá -quien sufrió un aborto espontáneo- dijo que superaba los 400 gramos y apuntó contra el trato que está recibiendo en un momento tan difícil para ella y su pareja.

La información llegó en manos de "Alas de Amor Bariloche", un grupo de familias unidas a partir de la muerte de sus bebés que tiene como objetivo transformar el dolor en esperanza y amor, ayudando a otros a transitar la misma situación desde la comprensión y la palabra.

Te puede interesar...

En una publicación realizada esta semana a través de su cuenta de Facebook, la agrupación mostró su acompañamiento y apoyo a los padres del bebé, como así también arremetió contra la respuesta brindada desde el hospital.

"Acompañamos y apoyamos a la familia de Benicio. Como si negar la posibilidad de ver y despedir a su hijo no fuera poco, se sumaron las palabras por parte del hospital. Sin un mínimo de respeto y empatía al momento de referirse al cuerpito de Benicio la respuesta no hizo más que agravar el dolor", expresaron en la red social.

hospital.jpg

En este sentido volvieron a insistir en la importancia de la modificación de la Ley S755/21, la cual busca anexar protocolos de atención médica ante la muerte gestacional y perinatal. Dentro de estos protocolos se pide que el cuerpo del hijo/a fallecido sea entregado a la familia. Y que esta opción sea acompañada con información de los tiempo legales en que pueden solicitarlo, cómo así también contemplar que en caso de autopsia, estos tiempos sean más extensos.

"Está comunicación debe darse con los cuidados y claridad necesaria, teniendo en cuenta en todo momento que esa familia está pasando por la muerte de un hijo/a. Como mencionamos anteriormente, esto no es una obligación. Esto se realizará siempre y cuando sea el deseo de la familia", detallaron.

Embed

El reclamo de los padres al hospital de Cipolletti

Todo comenzó en septimebre de 2021, cuando la joven mamá de 28 años transitaba su embarazo de 5 meses, pero comenzó con contracciones tempranas y concurrió al hospital de Fernández Oro para un control. Allí la revisaron y le aseguraron que su bebé estaba vivo.

La médica pidió su traslado al hospital de Cipolletti y allí tuvo un aborto espontáneo. Sus progenitores dijeron que no entendían qué ocurrió ni les brindaban información. Sólo les dijeron que no podían hacer nada por su bebé y que no quedaba más que inyectarle una medicación para expulsarlo del cuerpo, lo que finalmente ocurrió.

En varios meses de investigación la Justicia determinó que no hubo mala praxis; el cuerpo médico forense certificó que la atención del personal del hospital fue la correcta y la causa fue archivada. El bebé había muerto por un aborto espontáneo.

Tras la resolución judicial desfavorable, los padres pedían respuestas sobre qué hicieron con el cuerpo, y recién luego de diez meses lograron una respuesta oficial por parte del hospital.

Tanto Yasmin como Matías aseguran que en varias oportunidades solicitaron la entrega del cuerpo e incluso pidieron saber qué habían hecho, pero desde el hospital no recibieron información al respecto.

bebe muerto en el hospital.jpg
Por el caso del bebé de Cipolletti, insisten en modificar la ley de parto respetado

Por el caso del bebé de Cipolletti, insisten en modificar la ley de parto respetado

La respuesta del hospital

La directora del hospital, Claudia Muñoz, explicó en diálogo con LM Cipolletti que se trató de un embarazo de 20 semanas que la paciente perdió por un aborto espontáneo y que, embriológicamente, era "un feto o embrión que recién se estaba formando". "Medía 15 centímetros y pesaba menos de 300 gramos. No tenía sus sistema nervioso definido y sus órgános se estaban esbozando", detalló.

También remarcó que la familia fue notificada para retirarlo y ese detalle quedó plasmado en el historial clínico, pero que no se acercaron. "Nos enteramos de lo que estaban reclamando por los oficios que recibimos de fiscalía. Esta es una dirección abierta y el que quiera puede tener una entrevista conmigo. Jamás lo hicieron, no vinieron acá. Diez meses después ellos lo reclaman", indicó.

En cuanto al procedimiento y protocolo que se realizó, la profesional informó: "En este caso lo que sucedió fue un aborto espontáneo. Lo que se hace, y consta en la historia clínica, es solicitarle a la familia que lo retire, pero no lo hizo. Nosotros no nos quedamos con piezas de tejido de este tipo, por lo que se descarta en lo que es residuo patológico, como se hace con muchas piezas patológicas. Luego se incinera".

"Se hizo lo que corresponde desde el protocolo, no descartamos porque sí y no tiramos a la basura. Eso queda para retirar para una empresa para todo lo que es patológico", agregó. A su vez, Muñoz aclaró que en este tipo de situaciones no se hace acta de defunsión y que el caso "no era viable".

Alas de Amor Bariloche

Alas de Amor Bariloche es un grupo familias que, a partir de la muerte de sus bebés durante el embarazo, parto o luego de nacer, se unieron con el fin de transformar el dolor en esperanza.

"Estamos convencidos que es esta unión la que nos empodera para hacer frente a las adversidades de la vida. Nuestro objetivo es acompañar a otras familias que esten transcurriendo el mismo camino y asi poder aprender juntos que somos artesanos de nuestro proceso de duelo", indicaron en su página de Facebook.

Y agregaron: "Nuestra intención es que ninguna familia se encuentre sola ante el dolor de la perdida. Nuestros bebés nos dejaron un mensaje de amor, de superación, de aceptación y queremos compartirlo con todas aquellas familias que como nosotros han perdido un hijo. Se puede seguir adelante, recuperar la sonrisa, sabiendo que ellos son el motor que nos impulsa a seguir día a día. Sabiendo que ellos seguirán vivos a través de nosotros".

Embed

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario