El clima en Cipolletti

icon
-1° Temp
93% Hum
en vivo policiales LA MAÑANA | CIPOLLETTI - 13 de mayo de 2024 - 08:26

Juicio por el femicidio de Agustina Fernández: arrancó el día 6

El juicio por el femicidio de Agustina Fernández inicia su última semana de audiencias. Un jurado popular definirá si Pablo Parra es culpable.

En los Tribunales de Cipolletti comenzó el día seis el juicio por el femicidio de Agustina Fernández. El jurado popular que definirá si Pablo Parra es culpable escuchará testimonios de peritos técnicos. Es la última semana de audiencias para esclarecer el brutal crimen de la joven pampeana.

Live Blog Post

La ciencia habló a través del ADN

Declaró Silvia Vanelly Rey, integrante del laboratorio regional de genética forense, que depende del Poder Judicial de Río Negro. La especialista contó que recibieron 54 muestras de referencias: una de Agustina. Cotejaron a todos con cada muestra halladas en el departamento, en el cuerpo de Agustina, una escalera de la casa del vecino y el trozo de tela azul.

La defensa dijo y lo reiteró en el alegato de apertura que Agustina tenía un rastro de ADN de un desconocido -que no era de Parra- bajo una de las uñas. No pudieron determinar a quién pertenecía porque la muestra era muy pobre y no alcanzó para hacer el análisis.

Entre las 54 muestras de referencias estaban la de todos los vecinos de complejo como así también de integrantes de un equipo de fútbol que estuvo compartiendo un momento de distensión en los departamentos. Se ratificó en la declaración que en el trozo de tela azul había dos ADN: el de Parra y el de una Policía que lo contaminó al manipular el sobre donde lo guardaron.

Se peritaron los cuatro anillos que le secuestraron a Anaya, a quien la defensa lo pone como sospechoso. Pero no se obtuvo material genéticamente analizable.

GENETISTA JUICIO AGUSTINA.jpg

Live Blog Post

La guía de los fiscales

La segunda mitad de la audiencia, tras el cuarto intermedio del mediodía, comenzó con la declaración de Cecilia Zeoli, licenciada en criminalística de la unidad operativa para la investigación de la Fiscalía.

Su función, según afirmó al jurado, es asesorar técnicamente a los fiscales en las causas penales en el desarrollo de la investigación. Sugiere qué medidas se pueden realizar y la toma de evidencia. Zeoli no hace peritajes.

La testigo reiteró que se halló ADN de Parra en el trozo de tela azul y que encontraron material genético de Parra en el departamento. Afirmó que también se halló el rastro genético de otra persona, desconocida.

Live Blog Post

Sin autopsia

El médico forense del Poder Judicial, Gabriel Navarro, brindó al jurado un informe sobre las heridas que sufrió Agustina, las consecuencias y la presunción de cómo fue atacada. El cuerpo de la joven no fue sometido a una autopsia. Si bien el especialista dijo que "el resultado sobre la causa de muerte y el mecanismo de las lesiones no cambia en absoluto", desde su punto de vista "es importante siempre".

Navarro analizó el informe de lesiones que realizó otro perito judicial y las fotos de la escena del crimen. Concluyó que, es muy probable que Agustina haya sido golpeada con la puerta y la pata de un sillón.

Consultado por las lesiones que podría sufrir el agresor, sostuvo que por cómo fue el ataque, no necesariamente se hubiese lastimado las manos u otra parte del cuerpo.

Live Blog Post

El análisis en detalle al trozo de tela azul

Mauro Fernández, un especialista del INTI declaró vía Zoom. Fue el encargado de peritar el trozo de tela azul que se encontró en el cerco vecino al departamento de Parra y contenía su ADN. Analizó si las fibras de la tela coincidían con muestras recuperadas de la ropa de Agustina Fernández.

El perito recibió 16 muestras para compararlas entre sí.

Se detalló que se hicieron los siguientes ensayos:

  • Identificación del material mediante microscopía.
  • Apreciación del color.
  • Determinación de la finura.
  • Análisis por espectroscopía FTIR.

De las muestras analizadas una de las fibras coincidió con los cuatro puntos. En otras se dieron hasta tres coincidencias.

La fiscalía sostiene que esa muestra, identificada con el número 648, es suficiente para determinar que la fibra encontrada en Agustina pertenece al trozo de tela azul encontrado en la concertina.

La defensa consultó a Fernández sobre el origen de la tela azul, es decir, la prenda de la que se desprendió. Fernández dijo no tener idea del origen.

Live Blog Post

Los movimientos del encapuchado de negro

El tercer testigo del día fue Marcelo Costanzo, miembro de la Brigada de Investigaciones con 17 años de experiencia en la Policía. Fue uno de los agentes encargados de entrevistar a vecinos del barrio para determinar si alguien había visto algo sospechoso.

Según relató al jurado del juicio por el femicidio de Agustina Fernández, fue a él a quien el despensero Coronado le habló del hombre de los tatuajes en la cara.

Sostuvo que se identificó a las personas que se veían en cámaras de seguridad. Uno de ellos, soldado, les dijo que había mucho movimiento en la zona por la búsqueda de una persona desaparecida, pero no vio movimientos sospechosos.

Costanzo también analizó las cámaras de vigilancia en las que aparece el hombre vestido de negro, que para algunos policías es Pablo Parra. "Anduvo por Confluencia y Ecuador, al observar la cámara se tapaba la cara. A las 19:24, pasa por esa esquina, gira en Lago Gutiérrez como en dirección a la despensa de Coronado", relató.

Sostuvo que la hipótesis es que fue "va para atrás del complejo" y que se lo "ve de nuevo cuando vuelve".

El policía, consultado por la defensa, confirmó que todos los sospechosos fueron hisopados para tomar muestras de ADN. "El de Parra dio positivo, porque había ADN en el interior del departamento, pero no había ADN suyo en el cuerpo de Agustina", detalló.

Live Blog Post

El pedido del padre de Pablo Parra

El comerciante Coronado, quien conocía a Parra y Agustina, afirmó que luego del crimen fue el padre de Parra con fotos para ver si había visto a esas personas y le preguntó si tenía inconvenientes en hablar con su abogado.

Consultado por el abogado defensor, detalló que el papá de Parra le pidió que hable con el abogado, pero "no hablé nunca. Con fiscales hablé, también con la Policía. La última vez fue un mes después del hecho".

Live Blog Post

El famoso identikit, ¿cómo surgió?

Seis días después del ataque a Agustina, la Fiscalía difundió el identikit de un joven con la cara tatuada. Luego, se dispuso una recompensa millonaria para encontrarlo. Hubo escraches y algunos sospechosos, pero la pista se diluyó. ¿Cómo surgió? Leonel Coronado, un comerciante del barrio, le describió a los investigadores un cliente que le llamó la atención y "nunca antes había visto", según declaró este lunes en el juicio por el femicidio.

Coronado tiene una despensa en calle El Trabajador, a cien metros del complejo. Ese día, "como era sábado abrí a las 18. Estaba tranquilo. Entra una persona, se para un instante en la puerta y busca una cerveza. Me llamó la atención, tenía tatuajes en la cara. Puso las manos sobre el mostrador y tenía anillos muy grandes. No podía juntar los dedos", declaró el testigo.

juicio agustina fernandez (5).jpg

Aseguró que no podía recordar la hora, pero en el acta de la declaración en la investigación afirmó que fue a las 18.30.

Por la vestimenta, el hombre del identikit no era el encapuchado que aparece en cámaras de seguridad y para la Policía es Pablo Parra.

El identikit lo hizo con personal policial en Criminalística y por zoom, según detalló. Coronado dijo no recordar distintos detalles sobre el cliente del identikit. Y confundió otros, como la altura. Aseguró que era un hombre de entre 25 y 30 años de "aspecto prolijo".

Aseguró que habló sobre el cliente llamativo porque "la Policía dijo que la chica estaba muy grave". Entonces "me acordé del tipo de los tatuajes, extraño, con sus vestimentas y lo informé".

juicio agustina fernandez (6).jpg

Live Blog Post

Los teléfonos de Parra y Agustina

El oficial Villar explicó a los jurados que se hizo un seguimiento a los teléfonos de la víctima y el acusado. El último evento en el teléfono de Agustina fue a las 19:39. Y tres minutos después, fue el último registro del celular de Parra. "Después fueron apagados", detalló.

Live Blog Post

Sospechosos, lejos de la escena

El oficial Villar detalló al jurado que se analizaron los movimientos de los teléfonos de personas que fueron investigadas como sospechosos del ataque. En la mayoría de los casos, los celulares no tuvieron actividad ese día o bien registraron conexiones fuera de la zona de la escena del crimen, lo que alejó la mirada de los investigadores.

Tanto la Fiscalía como la querella hicieron hincapié en el análisis del teléfono de un hombre de apellido Amaya, a quien le secuestraron anillos para tomar muestras de ADN. El teléfono no se conectó a la antena que corresponde a la escena del crimen.

La defensa hizo notar que Amaya tenía lesiones en las manos días después del ataque a Agustina. Los acusadores creen en la explicación del hombre, quien dijo haberse peleado con un familiar.

Live Blog Post

El análisis de los teléfonos de los posibles sospechosos

El oficial inspector de Policía Diego Villar fue el segundo testigo del día. Es miembro de la Brigada de Investigaciones y se recibió de técnico de programación, desarrolla páginas web y aplicaciones móviles. Se encargó de los análisis de reportes telefónicos de los posibles sospechosos y detalló al jurado cómo los fueron descartando. Muchas de las personas investigadas originalmente declararon en el juicio como testigos.

Villar afirmó que se analizaron los teléfonos de todas las personas que estuvieron ese día en el complejo. Tanto los vecinos, como los amigos de un inquilino que se reunieron allí tras un partido de fútbol. El seguimiento de los teléfonos "coincidió con lo que declararon sus dueños" al ser entrevistados por la policía.

Según afirmó Villar, del análisis de los teléfonos "no surgieron sospechosos".

El análisis se realiza determinando los movimientos de un teléfono en función de las antenas de telefonía con las que conecta.

Live Blog Post

Pedido de ambulancia

El primer testigo del lunes fue Luis Omar Sánchez, quien vive en el complejo de departamentos contiguo a la escena del crimen. Relató al jurado que el día del ataque a Agustina estaba en su auto, calentando el motor para salir, cuando "vio a un hombre que salió corriendo del complejo vecino y tocó el portero o las manos" en su complejo. Luego se le acercó y le dijo que pidiera una ambulancia porque "había una chica herida". No era Pablo Parra.

Sánchez llamó a emergencias y relató lo que le había dicho el muchacho. Aseguró que entre 15 y 17 minutos después llegó una ambulancia.

El hombre consultó el estado de la víctima y el vecino le dijo que se acercara a verla. Sánchez afirmó que a Parra no lo vio en el lugar y dijo al jurado que "cree" que estaba en el interior del departamento.

La querella y la defensa no le hicieron preguntas.

Live Blog Post

Una testigo pidió no declarar

La audiencia del día 6 del juicio comenzó con un pedido de la defensa de Pablo Parra al juez Guillermo Baquero Lazcano para que se garantice la declaración de una testigo citada para este martes.

Se trata de María Nazarena Cona, compañera de la UNco de Agustina, quien comunicó al tribunal que no podía venir por una indisposición de su padre. Coto pidió al juez que, de ser necesario, recurra al auxilio de la fuerza pública para que la trasladen. La joven había mandado un audio y explicó que la familia le pidió que no viniera por el impacto mediático del juicio.

Baquero Lazcano desistió de enviar a la Policía, pero informó que la notificarán para que se presente, advirtiéndole que si no viene la traerá la fuerza pública.

Durante la investigación, Cona afirmó que en una marcha por el crimen de Agustina un hombre le dijo saber quién era el asesino. El abogado de Parra, Juan Manuel Coto, quiere que lo declare ante el jurado.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario