El clima en Cipolletti

icon
-2° Temp
93% Hum
LMCipolletti hija

Confesó que abusó de la hija menor de su novia y va cuatro años preso

La niña le contó lo que había sufrido a una tía, quien hizo la denuncia en la Fiscalía. El hombre admitió su culpa en un juicio abreviado. Pidió cumplir la pena en la cárcel de Viedma.

Un hombre joven admitió que abusó sexualmente de la hija menor de quien era su pareja y la Justicia cipoleña lo condenó a cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo.

La pena es la mínima prevista en la escala penal, y en ella se contempló la ausencia de antecedentes delictivos del imputado, lo que permitió que la causa se resolviera en un juicio abreviado, aceptado por los familiares de la víctima y la Defensoría de Menores.

Te puede interesar...

Los hechos achacados ocurrieron entre 2021 y 2022 en un domicilio de Ferri, donde la niña -que tenía entre 8 y 9 años- vivía con su madre, una tía, el abuelo y CDL, quien se había puesto de novio con su mamá y se había mudado con ellos.

La chiquita le contó a su tía atrocidades que había padecido, y la mujer presentó la denuncia en la fiscalía de Cipolletti en diciembre de 2022. Al ser informada, su mamá la ratificó. Para ese entonces ya no estaba en pareja con L. Rompieron porque la mujer había sido víctima de violencia de género.

fiscalía.jpg
La fiscalía cipoleña impulsó la acusación de los sospechosos y promovió que quedaran en prisión preventiva.

La fiscalía cipoleña impulsó la acusación de los sospechosos y promovió que quedaran en prisión preventiva.

Los hechos son aberrantes y hablan de una repugnante perversidad. El fallo conocido recientemente describe que en una oportunidad la abordó en el baño y la obligó a subir al bidet, la sujetó de los brazos y le apoyó el pene en la cola, al menos cinco veces. Otra vez, también en el baño, le hizo lo mismo al acostarla boca abajo sobre un toallón.

CDL había sido imputado inicialmente por haberla violado, pero no se comprobó el acceso carnal. No lo dijo con certeza la menor cuando declaró en cámara Gesell y el médico que le realizó un examen ginecológico no encontró lesiones en la zona genital ni actuales ni cicatrizadas. Tampoco le pudieron acreditar su calidad de guardador, que también le habían achacado.

Por ese motivo la calificación quedó en “abuso sexual gravemente ultrajante”.

Con el cambio de figura la fiscalía, representada por Guillermo Ibáñez y Julieta Della Chá avanzaron en una propuesta de juicio abreviado que contemplaba imponerle a CL cuatro años de prisión obligatorio por la gravedad del delito, la reiteración en el tiempo y “la naturaleza propia de los actos”.

Tribunales .jpg

Sostuvieron que el ofrecimiento procuraba una salida alternativa al conflicto y contaban con la conformidad de las denunciantes.

La defensora de Menores, Alicia Merino, adhirió a la propuesta fiscal.

Lo mismo que el acusado, que involucró admitir que cometió los abusos y también Mario Nolivo, el defensor Oficial que lo asistió.

El abogado pidió especialmente que la pena la cumpliese en el Establecimiento Penal 1 de Viedma, donde cuentan con un equipo técnico para el tratamiento psicológico del interno.

Entre los argumentos del requerimiento, resaltó la ausencia de antecedentes de su defendido y la “conducta correcta” que mostró durante todo el proceso.

Condena por unanimidad

El Tribunal compuesto por Julio Sueldo, Marcelo Gómez y Guillermo Merlo aceptó por unanimidad el acuerdo de las partes y condenó a CL a los cuatro años de prisión de cumplimiento obligatorio como habían consensuado.

Indicaron que la responsabilidad del acusado había quedado demostrada y que la calificación definida era la correcta.

“…. claramente fueron hechos lascivos, de claro y elocuente contenido sexual, que se dieron en varias oportunidades contra una menor de corta edad, derivando claramente el agravante de gravemente ultrajante de tales cuestiones amén de la naturaleza misma de los actos ejecutados”, destacaron.

Martillo remate.jpg

En cuanto a la pena también la aceptaron y valoraron la carencia de antecedentes y que además “es una persona joven que ha logrado completar un ciclo escolar primario en un colegio especial”.

El fallo establece asimismo que debe ser comunicado al Registro Nacional de Reincidencia y al Registro Provincial de Condenados por Delitos contra la Integridad Sexual -ReProCoInS-.

Mientras que respecto al pedido de la defensa para que el condenado cumpla la pena en la cárcel de Viedma, indicó que el planteo debe ser transmitido al Servicio Penitenciario sin ninguna objeción.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario