Piden liberar a violador y juez apela a la ley "dura"

El cipoleño Lizzi quiere que los abusadores cumplan sus penas.

Muy firme en su posición, el juez de Ejecución Penal, Lucas Lizzi, se muestra en línea con la nueva legislación nacional que no da beneficios a violadores con condena firme y en la semana tuvo que salir a pronunciarse en forma negativa al otorgamiento de la libertad condicional a un cipoleño que violó en reiteradas oportunidades a su sobrina cuando era adolescente.

Más allá de que su criterio fue acompañado por la fiscalía, los abogados reclamaron que se revise la tajante disposición del titular del Juzgado de Ejecución 8, indicaron fuentes allegadas a la causa penal.

De esta forma, Lizzi volvió a mostrar su posición clara y que se apoya en la Ley 27375, que vino a modificar la 24660 y abrió el camino para que los condenados con sentencia firme por delitos como homicidios agravados y violaciones cumplan la totalidad de las penas que les imponen los tribunales de juicio.

Igualmente, muchos abogados particulares y defensores oficiales se aferran a la ley vieja y resaltan las garantías constitucionales de sus representados. Fue en este marco que, el jueves, se llevó a cabo una audiencia en los tribunales de España y Urquiza, donde los defensores particulares Oscar Pandolfi y Marcelo Inaudi hicieron efectivo el reclamo de la libertad condicional de un hombre que fue condenado el 29 de marzo de 2012 por la ex Cámara en lo Criminal Segunda de Cipolletti a 8 años de prisión efectiva.

A pesar del aberrante delito, “abuso sexual con acceso carnal reiterado calificado por ser guardador de la víctima”, el acusado recibió una pena menor de 8 años aunque quedó firme tras distintos fallos del Superior Tribunal de Justicia de la provincia (STJ), explicaron las fuentes.

Lo particular del pedido de los defensores es que se apoya en un informe positivo del Consejo Correccional del Establecimiento de Ejecución Penal 5 de Cipolletti que, no hace mucho, también se pronunció a favor de las salidas de un abusador roquense.

Ahora, lo resuelto por Lizzi será revisado por un tribunal de impugnación.

8 años de cárcel le impusieron al cipoleño que violó a su sobrina de 15 años.

Criterios distintos de funcionarios

Uno de los puntos en que se apoya el juez de Ejecución Penal de Cipolletti, Lucas Lizzi, es la interpretación del pensamiento del legislador que originó los cambios en la vieja ley 24660 y que, por ejemplo, no entiende a la libertad condicional como un derecho adquirido sino como un beneficio.

Ante la disparidad de posiciones de los jueces de Ejecución, se desconoce finalmente qué posturas adoptarán los tribunales que resolverán las impugnaciones de los defensores.

El caso del violador cipoleño fue un hecho muy grave y que tuvo como víctima a una adolescente con un retraso madurativo. Según fuentes allegadas a la investigación, fue abusada de forma reiterada entre los 15 y 26 años y el autor de los sometimientos fue su tío. Los hechos se produjeron en un domicilio del barrio Pichi Nahuel y en otro, ubicado sobre calle Salta.

Apenas se dictó la sentencia condenatoria, en el 2012, los camaristas dispusieron la prisión preventiva del hombre condenado a sólo 8 años de cárcel.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario