Persecución furiosa: jugadores atraparon a dos robaruedas en las canchas Don Pedro 

Los delincuentes fueron detenidos por personal policial y quedaron detenidos en la Unidad 32 de Cipolletti.

Cansados de la inseguridad un grupo de jugadores que se encontraban en el predio Los Álamos decidieron hacer justicia por mano propia al ser testigos y víctimas de un robo a plena luz del día. Dos delincuentes conocidos en el área por acechar y aprovecharse de los vecinos que asisten a las canchas se robaron la rueda de un vehículo Ford Focus, se dieron a la fuga pero tras una persecución fueron detenidos.

El hecho ocurrió a las 13.30 del sábado cuando los jóvenes que participaban de un torneo vieron un "auto sospechoso" -un Suzuki Fun color gris- que rondaba la zona.

"Me llamó la atención que estuvieron cerca de mi Focus con la puerta abierta como cinco minutos pero es normal porque está lleno de gente. Después me decidí ir a ver qué pasaba y vi que el vehículo se fue", contó el cipoleño damnificado en diálogo con LM Cipolletti.

"Estas ratas le robaron hoy a un amigo. Estaban robando en los predios donde se juega el torneo Don Pedro", expresó Patricio, uno de los allegados de la víctima.

Cuando llegó al estacionamiento, notó que le faltaba una rueda y que tenía un ladrillo colocado por debajo para que no perdiera la estabilidad. Indignado, el joven volvió con el equipo para contarles lo sucedido y, entre todos, salieron a buscarlos por la zona de canchas.

"Fui con un amigo y los empezamos a seguir. Los perseguimos varios kilómetros, fuimos desde Los Álamos hasta la calle San Luis, luego por Circunvalación, por la calle Esmeralda, por una calle rural y llegamos hasta la parte de atrás de Pollolín. De ahí terminamos en el predio Don Pedro, que fue donde los atrapamos", expresó.

En medio de la persecución se aseguraron de alertar a la Policía y, afortunadamente, se cruzaron en el camino con un patrullero. Le hicieron señas, les relataron lo sucedido y comenzaron a seguirlos en conjunto.

Finalmente, los efectivos pudieron interceptarlos y detenerlos. Para zafar, los ladrones habían tirado la rueda en una cancha cercana pero una pila de ladrillos en el baúl del auto que usaban para perpetrar los robos y una potencia de música sustraída a otra persona los complicó. A los gritos, la gente les pedía a la policía que los soltarán para pegarles.

A su vez, el joven víctima de los robaruedas expresó que "es necesario que los dueños y encargados de las canchas se hagan responsables de la seguridad de los vehículos de quienes asisten a los torneos".

A modo de descargo, los amigos del jugador filmaron a los sospechosos y los escracharon en las redes sociales. Ambos quedaron detenidos en la Unidad 32 de Cipolletti.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario