Pararon una obra y se olvidaron del sereno

No es de acá, vive en una casilla sin agua y no cobra hace 6 meses. Los vecinos le acercan comida.

Una empresa privada se adjudicó la obra de construcción de un jardín de infantes en Cipolletti, pero no sólo no la terminó, sino que levantaron campamento y se dejaron olvidado al sereno. El hombre lleva seis meses sin cobrar, vive en un tráiler en condiciones precarias y se alimenta gracias a la colaboración de los vecinos.

Para colmo de males, el trabajador abandonado no es de acá, sino de Comodoro Rivadavia, y tampoco tiene familia en la zona. Hace más de medio año que no ve un centavo, mientras que sobrevive en una casilla, a la que le falta de todo, como por ejemplo agua potable. Y cuenta con un baño químico que la firma le dejó antes de desaparecer.

Te puede interesar...

Esta irregular situación ocurre en el jardín de infantes que se empezó a construir lindero a la Escuela 293, edificio ubicado en la esquina de Ceferino Namuncurá y Santa Cruz.

Inspectores de la delegación cipoleña de la Secretaría de Trabajo rionegrina se acercaron al lugar y constataron que el hombre no está registrado, es decir que estuvo siempre en negro. Además, comprobaron con sus propios ojos las pésimas condiciones en las que está obligado a vivir. Vecinos de esa zona de la ciudad, consultados por LM Cipolletti, dijeron que su situación es desesperante y que tratan de ayudarlo como pueden.

Desde Trabajo concurrieron al lugar a raíz de una denuncia realizada por un docente que advirtió la grave situación en la que se encuentra este hombre. Al llegar, notaron que la empresa que había ganado la licitación, la subcontratista y el constructor habían abandonado los trabajos. Se desconoce por qué razón.

El único rastro que dejaron allí fue el sereno, al que no le pagan el sueldo hace tiempo y se encuentra en negro. Por tal motivo, se labró una multa a la empresa madre y responsables solidarias -subcontratadas por esta- que están involucradas en la obra.

Totalmente abandonado a su suerte, el hombre recibe la ayuda de vecinos solidarios que le acercan comida. Solicitan con urgencia que los organismos estatales se anoticien de esta situación y tomen cartas en el asunto a la brevedad porque la situación de este trabajador es alarmante.

La Secretaría de Trabajo ya intervino en el caso. Inspectores detectaron la irregular situación y se multó a la empresa.

6 meses lleva el sereno sin cobrar un peso.

El hombre vino desde Comodoro Rivadavia a trabajar en la obra de un jardín de infantes. Sin embargo, los trabajos se pararon y la empresa que lo contrató se fue del lugar, dejándolo a la buena de Dios. Vive en una casilla que no tiene agua potable y usa un baño químico que le dejaron. Come gracias a los vecinos que le acercan comida.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario