El clima en Cipolletti

icon
Temp
68% Hum
LMCipolletti pan

Panadería rechaza críticas y defiende sus bajos precios

Los propietarios de La Nacional salieron al cruce de sus detractores.

Los propietarios de la panadería La Nacional salieron al cruce de las críticas que les suelen proferir algunos colegas del sector por los bajos precios con que venden su mercadería y destacaron tanto el trabajo que les permite comercializar a un menor valor que a otros, como la calidad del producto que ofrecen a la comunidad.

Rodrigo García es, junto con un hermano, titular del establecimiento. En su condición de propietario, fue categórico en cuanto a que el éxito que ha conseguido su local se debe exclusivamente al trabajo que le dedican a diario, a su apuesta por la última tecnología disponible para la elaboración de panificados, a la reducción de costos y a los estudios de mercado que han efectuado. Tal es el secreto, que no es secreto, de su producción.

Te puede interesar...

En ese contexto, indicó que “somos dos muchachos de Conesa que vinimos a Cipolletti a invertir. Vinimos a apostar a la ciudad porque queríamos salir de un pueblo, esa es la verdad, y no pusimos una agencia de autos porque yo no sé vender autos, yo lo que sé hacer es pan, nada más”. Precisó que él tiene 36 años de edad y su hermano 35 y dijo que ambos “lo único que hemos hecho en la vida es laburar como perros”.

Eso sí, les ayudó mucho en su camino que su padre tuviera en General Conesa una panificadora y también un mercado en el que pudieron trabajar y aprender sobre el quehacer mercantil.

Ante rumores y acusaciones, García enfatizó que “no pertenecemos a ningún conglomerado nacional, somos de Conesa, somos de Río Negro y trabajamos solamente aquí”. Rechazó también favoritismos políticos en licitaciones públicas de provisión de panificados y recordó que “a veces ganamos y otras veces perdemos” en tales instancias, que calificó de “transparentes”.

Nada ha sido fácil para los García. Desde que llegaron, han sufrido “trabas”, “amenazas”, “mala onda” y los han “bardeado” casi sin pausa. Pero todo ha sido en vano. Siguen y seguirán trabajando.

La diferencia la hacen 40 pesos

En el centro del malestar que ha generado en algunos panaderos cipoleños la labor de La Nacional se encuentra su promoción de venta de pan mayorista. Cobran el kilo a 160 pesos cuando se adquieren tres o más kilos del producto en su fábrica. Con ello, han creado una oferta que resulta en extremo atractiva, tanto para quienes la adquieren y la comercializan al por menor, como para los consumidores finales, que compran al final el pan a un precio más accesible y de calidad. En comparación, el pan mayorista de otros locales vale $200 el kilo.

“Gracias a Dios vendemos mucho en los barrios y en las tomas, y a la gente le gusta el pan, un pan de buena calidad. Usamos la mejor marca de harina, la mejor del mercado”, sostuvo García.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario