El clima en Cipolletti

icon
-3° Temp
81% Hum
LMCipolletti Rojas

Otro violento motochorro condenado a prisión efectiva

Lo condenaron a tres años de cárcel, por sus antecedentes penales. Asaltó a una mujer a quien agredió y le provocó lesiones. Días atrás fue sentenciado otro delincuente por un hecho similar.

Te puede interesar...

Otro violento motochorro cipoleño con abultados antecedentes penales fue condenado a tres años de prisión efectiva por un robo en el que le provocó lesiones a su víctima. Es el segundo caso en pocos días en que un delincuente es enviado a la cárcel por un hecho similar. Días atrás le impusieron a otro cinco años de encierro.

En esta última causa la pena la recibió Franco Martínez –actualmente detenido en Roca- por un hecho registrado poco después del mediodía del 5 en junio del año pasado, en calle Bolivia casi Circunvalación.

El imputado andaba en una moto conducida Karen Rojas, cuya situación legal aún no fue decidida. Se bajó y atacó a una mujer llamada Isabel, que caminaba por el lugar.

“Dame el celular, dame el celular, te voy a cagar a palos”, le advirtió. Y lo cumplió: le dio un golpe en la espalda, con la intención de robarle su mochila donde llevaba el teléfono, y la hizo caer, ocasionándole lesiones en la espalda, el rostro y la rodilla izquierda.

A todo esto, Rojas siguió en la moto y se detuvo a unos metros, a la espera de su cómplice, que seguía castigando a Isabel.

La valerosa intervención de transeúntes impidió que Martínez continuara golpeándola, y además lo sujetaron para que no escapara.

Sin embargo el incidente no quedó allí, porque en ese momento apareció una Ford F 100 conducida por Leandro Montoya, quien cargó la moto en la caja, mientras Rojas con un arma que sacó de su cintura apuntó a los testigos que retenían a Martínez y les gritó “me lo llevo, me lo llevo” y “los voy a cagar a tiros, los voy a cagar matando”.

La pistolera logró subir a su amigo a la camioneta y escaparon.

Pero apareció un móvil de la policía y se inició una persecución que terminó con la detención del trío y el secuestro de la chata, lo que dio inicio de un expediente judicial.

El juez Julio Sueldo sobreseyó a Montoya por un pedido consensuado entre la fiscal Vanina Bravo y el abogado defensor, Marcelo Caraballo. Acordaron en juicio abreviado en el que el acusado debió reconocer su responsabilidad en el incidente y aceptó pagarle 50.000 pesos a la damnificada.

De todos modos se declaró inocente, y aseguró que él se dedicaba a hacer fletes, y que en esa oportunidad lo habían convocado para realizar un traslado, indica el fallo conocido días atrás.

Por su parte Martínez, quien permanecía detenido en Unidad N° 2 de General Roca, también admitió su responsabilidad en el suceso y en un proceso abreviado le impusieron los tres años de prisión. Pesó en su caso los antecedentes computables que registra, y que también “ha recibido tratamiento penitenciario”.

En cuanto a la situación de Karen Rojas, espera resolución, informaron fuentes judiciales.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario