Otorgan la excarcelación al descuartizador de Oro

Carrasco podrá quedar libre, pero tendrá que pagar 400 mil pesos.

La Justicia le concedió la excarcelación a Carlos Andrés Carrasco, condenado a prisión perpetua por asesinar con un martillo al abuelo Juan Antonio Martínez Parra y luego mutilar con un hacha su cuerpo para esconderlo en la medianera de su casa.

Ya hace más de tres años y medio que está preso sin sentencia firme y con un recurso de apelación ante la Corte Suprema de Justicia que todavía no se resuelve. Por ese motivo, la Cámara Primera en lo Criminal de Cipolletti resolvió ayer hacer lugar al pedido de la defensa de quien está detenido desde octubre de 2015.

Te puede interesar...

Conforme la doctrina legal obligatoria del Superior Tribunal de Justicia, el plazo de encarcelamiento sin sentencia firme no puede superar los tres años y seis meses. Carrasco está detenido desde hace tres años, diez meses y dos días. Hace un año que la causa se encuentra en la Corte Suprema de Justicia de la Nación para resolver la queja por recurso extraordinario denegado por parte del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro.

Sin embargo, difícilmente Carrasco salga de la cárcel, ya que el tribunal le impuso una serie de pautas. El condenado a perpetua deberá fijar domicilio en Cipolletti en una ubicación que garantice la conectividad del dispositivo GPS, someterse a la colocación de una tobillera para conocer su ubicación en tiempo real y presentarse todos los días en la Oficina Judicial y la Comisaría más cercana. No podrá ausentarse del domicilio sin autorización judicial. Y además -y aquí reside su principal complicación- tendrá que cumplir con una caución real de 400.000 pesos. Es decir que si no paga ese monto, no podrá de ninguna manera salir del penal.

La fiscalía, que también se opuso a la excarcelación, pidió subsidiariamente que pague 95 mil pesos para salir de la cárcel. A la querella le pareció muy poco y reclamó la suma de 500 mil pesos, pero finalmente el tribunal la fijó en $400 mil.

Carrasco también tiene prohibido acercarse a menos de 300 metros del domicilio de la familia de la víctima y testigos de la causa, lo mismo que mantener contacto con esas mismas personas, ya sea de manera personal, telefónica, por escrito o a través de redes sociales. Si no cumpliera alguna de estas pautas, se ordenará su inmediata detención.

Desde la querella no querían que Carrasco obtuviera el beneficio de la excarcelación por tratarse de un condenado por un crimen doblemente calificado.

“El riesgo de fuga es muy alto”

La abogada querellante Graciela Demis consideró que si accede a la excarcelación “desaparecerá para siempre del alcance de la justicia”. Esto porque el riesgo de que se fugue no ha cesado, sino que se ha incrementado y es inminente, a instancias de que la Corte Suprema confirme la sentencia en su contra, que ya pasó por todas las instancias locales de revisión. Sin embargo, los jueces Alejandra Berenguer, Álvaro Javier Meynet y Julio Sueldo hicieron lugar a la excarcelación solicitada porque está vencido el plazo legal de la prisión preventiva. Pero pusieron un valor alto de caución, con el fin de evitar que en la práctica Carrasco quede libre, salvo que un alma solidaria se apiade de él y ponga la plata.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario