El clima en Cipolletti

icon
Temp
54% Hum
LMCipolletti

Objetivos cumplidos en tres meses

Weretilneck destacó que el Ejecutivo provincial logró que no haya conflictos en el sector frutícola, que comenzaran las clases con normalidad y que Bariloche esté preparada para la reactivación turística.

En la apertura de sesiones de la Legislatura, el gobernador remarcó la pésima situación en que recibió esta gestión el Estado rionegrino.
 
Con un discurso que duró más de tres horas en la apertura de sesiones ordinarias de la Legislatura, el gobernador Alberto Weretilneck realizó un diagnóstico de la situación en la que se encuentra cada una de las áreas de la administración pública rionegrina, vertiendo duras críticas a los gobiernos radicales que lo precedieron.
Además, destacó que en sólo tres meses de gestión ya se han cumplido tres importantes objetivos.
En primer lugar, destacó que “por primera vez en muchos años, el sector frutícola está trabajando sin medidas de fuerza por parte de los productores ni de los trabajadores rurales”.
En lo relativo a la educación, aseguró que “el ciclo lectivo comenzó sin inconvenientes en la mayoría de los establecimientos, en donde sólo 11 escuelas de 565 no están dando clases”. En ese punto valoró el trabajo de Marcelo Mango, quien de dirigir el gremio pasó a formar parte del Ejecutivo, aseverando que “la historia la hacemos los audaces, y Mango es audaz y con el tiempo se va a recordar y valorar el paso que se ha dado desde la Unter”.
En tanto, valoró la situación actual de Bariloche, ciudad que, para el mandatario, “volvió a tener esperanza y fe, y ahora se está preparando para tener la mejor temporada de los últimos años”.
“En 90 días hemos dado muestras de que estamos donde tenemos que estar, donde el pueblo de Río Negro ha solicitado nuestra presencia”, afirmó.
Otro de los importantes logros de los cuales el gobernador manifestó estar orgulloso fue el de haber pagado en tiempo y forma los salarios de los empleados de la Administración Pública, “comenzando por los docentes”.

En quiebra
Weretilneck aseguró que su gestión tenderá a la planificación y que, para pensar el futuro de la provincia, es necesario realizar un pormenorizado diagnóstico de la situación actual “para saber hacia dónde vamos”.
Uno de los principales problemas que debe afrontar hoy la Provincia es el gran endeudamiento que generaron las administraciones anteriores. Aseguró que si se tratara de una empresa, Río Negro estaría en la quiebra, ya que lo que se debe al Estado nacional, a proveedores y al sistema financiero asciende a $5.800 millones.
“Nosotros no venimos a hacer un ajuste como en la ortodoxia económica de los `90, lo que vamos a hacer es una revisión total de los gastos y de los ingresos”. En ese sentido. dijo que Río Negro tiene, como principal limitante, “el gasto salarial por la incorporación de personas que no cumplían ni cumplen ninguna función en el Estado, generado por una política clientelar que hizo que hoy seamos la provincia patagónica de mayor cantidad de empleados públicos con respecto a la población, y una de las mayores del país”.

Liquidarán Viarse

Weretilneck enviará el proyecto la próxima semana.

El gobernador Alberto Weretilneck también hizo mención a las empresas estatales, las cuales dan pérdidas y déficit, según los balances presentados. Y anunció que la semana que viene enviará a la Legislatura la liquidación de Viarse y Viviendas Rionegrinas.
"Vamos a volver a tener una empresa estatal de vialidad para mantener los caminos y rutas provinciales como corresponde", aseguró, mientras que agregó que se recuperará el IPPV para que los trabajadores puedan tener las ayudas habitacionales que se merecen.
En relación a la situación de las empresas públicas, dijo que un claro ejemplo de la situación de crisis en la que se encuentran es la de “la compañía de seguros Horizonte, que el año pasado tuvo un déficit de 68 millones de pesos, siendo víctima de una corrupción sistémica y habiendo cumplido la función de ser la herramienta fundamental de la campaña radical para las elecciones del 2011". 

Inauguran sala de prensa "Carlos Soria"

En el día en que se conmemoró el natalicio del ex gobernador Carlos Soria, en el primer piso de la Legislatura rionegrina se inauguró la Sala de Prensa que, desde ayer, lleva el nombre del fallecido mandatario.
Weretilneck tuvo oportunidad de recordar a Soria y de brindar algunas palabras sobre lo que significa para él la relación entre la política y los medios de comunicación.
Al respecto, indicó que ésta “siempre fue difícil y hay que aceptarla de esa manera; el periodista tiene que, más allá de la información, tener una posición crítica frente al poder, por lo que la relación debe asumirse como muy particular”.
Asimismo, afirmó que respeta el trabajo de los periodistas, mientras que remarcó la importancia de la existencia de medios y periodistas que sean libres e independientes del Estado.

Más control

Con respecto a las regalías y a las tasas impositivas, el gobernador aseguró que el Estado estará más presente de lo que lo estuvo en otros tiempos. Dijo que en la provincia debe haber una justicia tributaria en la que “el que más gane más pague”.
También aseguró que, a partir de ahora, “el Estado va a ser socio en la exploración, la explotación y en las ganancias de todos los contratos petroleros”.
En tanto, con respecto a los cánones de regalía, ejemplificó con los casinos que hoy no pagan un monto fijo, sino que lo hacen a través de una declaración jurada y controladores. “El Estado provincial va a poner un canon fijo para los casinos, que este año va a ser de 150 millones de pesos, a diferencia de los 73 millones que se pagaron en el último año”, destacó.

Apostillas desde el Parlamento rionegrino

Sólo un susto
Promediando las tres horas y diez minutos del discurso que brindó Weretilneck, se vivió un hecho que provocó un gran susto.
El protagonista fue Gregorio Kaminsky, coordinador de la Licenciatura en Seguridad Ciudadana en la UNRN, quien sufrió un ataque, aparentemente de epilepsia.
El profesional, que había viajado exclusivamente desde Buenos Aires para asistir al acto, comenzó a realizar unos extraños ruidos mientras movía las manos, generando la molestia de muchos, que en una primera instancia no se habían percatado de que se trataba de un problema de salud. Un grito, proveniente de uno de los balcones del recinto, alertó de lo que se trataba. “Tiene un ataque”, vociferó un hombre y de inmediato el gobernador solicitó la pronta presencia de un médico.
Minutos después, superada la situación, Weretilneck continuó con lo poco que quedaba de su discurso.

Periodistas manifestantes
Minutos antes de las 10, en las puertas de la Legislatura provincial, un minúsculo grupo de periodistas se juntó para expresarse en contra de “algunas medidas del Gobierno”.
La idea era, según manifestaron, exigir la reincorporación de algunos trabajadores de la prensa. Sin embargo, la convocatoria que se hizo a los distintos medios de comunicación recibió una magra adhesión.

No a la minería
Un grupo de vecinos autoconvocados de Viedma y otras localidades como Jacobacci protestó frente a la Legislatura pidiendo que no se concreten avances en lo relativo a ningún proyecto minero en Río Negro.
En ese sentido, los activistas aseguraron que no creen en las palabras gubernamentales que aseguran que la actividad no dañará el medio ambiente.

Aburridos
Quizás a causa de lo prolongado del discurso del gobernador rionegrino, varios legisladores y personalidades invitadas a la sesión legislativa dejaron ver su cansancio. Ese fue el caso de los diputados Ricardo Ledo, Hugo Funes, Adrián Casadei y del rector de la Universidad Nacional de Río Negro, Juan Carlos Del Bello, quienes por momentos conciliaron el sueño, el cual se veía interrumpido por los frecuentes aplausos.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario