El clima en Cipolletti

icon
16° Temp
29% Hum
LMCipolletti agua

Nueva propuesta para desalinizar agua de mar en Río Negro

Ingresó un proyecto a la Legislatura para estudiar la instalación de una planta para abastecer a La Lobería, Bahía Creek y Pozo Salado. Juan Martín (JxC) es su impulsor. No es la primera que vez que se intenta una iniciativa similar.

Te puede interesar...

La posibilidad de desalinizar agua de mar en Río Negro para el uso y consumo humano fue planteada en distintas oportunidades en los últimos años, pero nunca se llegó a concretar.

Con las dificultades que la crisis hídrica provoca en estos momentos, la alternativa la resurgió el legislador Juan Martín (Juntos por el Cambio), autor de un proyecto de Ley que encomienda al Ejecutivo Provincial a realizar estudios de prefactibilidad para construir una planta desalinizadora que abastezca a pobladores de La Lobería, Bahía Creek y Pozo Salado.

En esos alejados parajes, ubicados en la Costa Atlántica rionegrina, entre Viedma y Puerto de San Antonio Este, deben proveerse del vital líquido por medio de perforaciones o el suministro de camiones.

Martín destacó en el texto de la propuesta -que está siendo analizada en comisiones, le indicó a este medio-, que sería una solución para los habitantes y también para el turismo, dado que son lugares cada vez más visitados en temporada veraniega por sus bellezas naturales.

Mencionó que hay experiencias en la zona patagónica que dieron resultados. La primera planta del país que trata el agua marina se instaló hace 20 años en cercanías de Puerto Pirámide, Chubut, mientras que en Puerto Deseado funciona otra desde 2016 fabricada en Mar del Plata por profesionales de la universidad de La Plata. En tanto que desde 2020 realizan pruebas con el mismo objetivo para proveer a Comodoro Rivadavia.

El legislador sostuvo que el estudio debe ser realizado por el Ministerio de Obras y Servicios Públicos de Río Negro en conjunto con la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN), la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) (Chubut), la Universidad Nacional de la Patagonia Austral (UNPA) (Santa Cruz) y las municipalidades de Viedma y San Antonio Oeste.

Agregó que sus resultados deben ser incorporados al Informe Final Manejo Urbanístico Territorio Costero que el municipio capitalino efectuó en 2017, y remitir a la ordenanza que estableció el Ordenamiento Territorial y el Manejo Urbanístico de los Territorios Costeros de la Municipalidad de Viedma, sancionada en 2019.

Además, aclaró que, para solventar el trabajo propuesto, el Ejecutivo deberá asignar una partida presupuestaria anual.

Intentos anteriores

“El problema del agua es una preocupación mundial. La escasez de este elemento vital para la vida humana se advierte en nuestro país y en nuestra provincia en un escenario de sequía”, resaltó Martín en su proyecto, y resaltó un dato concreto: “El 97% del agua del planeta se encuentra en los océanos y apenas un 3% es agua dulce”.

Por ese motivo, añadió, “la desalinización del agua de mar puede ser una opción cuando las posibilidades de obtener agua dulce se reducen cada vez más”.

Estos argumentos fundamentaron otros intentos que se hizo para obtener agua para uso humano a partir de la sacada del mar.

En 2018 la Legislatura rionegrina aprobó una Comunicación dirigida el Ejecutivo en la que pidió analizar la posibilidad de instalar plantas de la desalinización de agua de mar en la costa atlántica provincial.

La iniciativa fue impulsada por los legisladores Jorge Ocampos y Daniela Agostino (Frente Progresista) y votada por unanimidad.

El planteo apuntaba a que el DPA o una institución científica o educativa estudiasen la factibilidad técnica, económica y ambiental para construir instalaciones con equipamiento para convertir el agua marina en potable, y destinarla al consumo humano, riego y para animales.

Los legisladores puntualizaron que las plantas se deberían montar entre San Antonio Oeste y Sierra Grande, y utilizar el sistema de ósmosis inversa, un proceso que requiere menos inversión que otras técnicas.

Años antes, en 2016, ARSA encaminó un proyecto similar, cuando profesionales de la firma participaron en una capacitación sobre técnicas para potabilizar agua marina en Chubut, pero no avanzó de eso.

Más atrás, en 2009, una empresa privada se presentó para construir una planta en Sierra Grande, y tampoco prosperó.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

56.25% Me interesa
31.25% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
12.5% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario