El clima en Cipolletti

icon
26° Temp
52% Hum
LMCipolletti

"No entra en mi cabeza que con mi documento voy a ser una mujer"

Marcela Ramírez es la travesti más reconocida de Cipolletti y, a la hora de hablar, no anda con preámbulos. Orgullosa, destacó que fue la primera en casarse en Río Negro.

Por GUSTAVO ARROYO

Lejos del cliché, Marcela Alejandra Ramírez se muestra tal cual es y no le teme al grabador que ya empezó a rodar. Es la travesti más conocida de Cipolletti y, orgullosa, dice: “Yo sé bien lo que soy”.
Llegó a la ciudad hace 25 años y de la mano de una amiga (Carola) conoció gran parte de la región valletana. “Fue terrible el primer día”, contó refiriéndose a las reacciones de algunos vecinos.
De curvas femeninas indisimulables, no acostumbra a pintarse y apenas muestra un par de inscripciones tatuadas en el cuerpo. Le gustan los perfumes y aclara que a la hora de la ropa es “jodida, exigente”.    
Con 45 años cumplidos, sus objetivos actuales son “vivir el día a día” y sólo se ilusiona con comprar una chacra para cuidar a sus animales.
Distendida, habló de todo con La Mañana de Cipolletti y no dejó dudas de lo bien que se lleva con su identidad sexual.
 
¿Cómo tomó tu familia la elección de ser travesti?
Yo nunca tuve problemas con mi familia, jamás, siempre bien con mis hermanos. Ya cuando vieron que era medio rarita, me dejaron liberarme. De los 13 años, no sé lo que es vestirme de hombre, jamás en la vida, nunca. Para mí no existe. Yo siempre así: bombacha y corpiño. Creo que he sido privilegiada, estoy casada ya hace dos años, fui la primera que se casó en Río Negro, en el sur prácticamente. Después se casaron (otras travestis) en Neuquén. Hace 20 años que estoy en pareja, o sea, con mi familia todo bien, con mi suegra, mi cuñada.
 
¿Y qué variaciones tuvo en el tiempo tu relación con los cipoleños?
Cuando llegué acá, fue terrible el primer día, pero fueron dos o tres días. Yo vine acá con mi marido, tuve un tiempo que no salía a trabajar, nada. Por ejemplo, estaba medio "cubiertita", pero cuando se liberó todo salí un día desnuda y no hubo problema. Tengo familia, mi madre, amigos; acá en Cipolleti voy a cualquier boliche, entro sin inconvenientes, creo que debe ser por el comportamiento de una.
 
¿Formás parte de alguna organización ligada a los travestis?
Mirá, a mí no me interesa el activismo. Hay muchas cosas que no comparto y por eso no me meto. Yo vengo de otra generación, de los "travestis travestis", somos gente grande. La generación de ahora dice 'me pongo unas tetas' y ya mañana son travestis, ¿entendés? Para mí no existe ese código, no va conmigo, no comparto eso mas allá de que respeto la libertad para todas. Defiendo más a la gente que realmente necesita, me preocupa una matanza de animales, o gente como en este invierno que estuvo muerta de frío, esas cosas me interesan. Después, lo demás, no. El libertinaje no me interesa.
 
¿Qué opinión te merece la Ley de Identidad de Género que permite el cambio de nombre?
Yo sé bien lo que soy. Para mí hay una libertad que está perfecta, pero yo soy una travesti y no tengo ese delirio. Ahora obviamente como está el cambio de documento, cambio de identidad, fantástico, aunque no entra en mi cabeza que con mi documento voy a ser una mujer. Yo soy una travesti, me gusta ser travesti, no tengo ese afán de mujer, o sea, me gusta ser travesti.
 
¿Te gustaría tener hijos?
No, me gusta vivir, vivo el día a día y cuando tengo oportunidad de vivir bien, vivo bien, como todo el mundo con sus riquezas, pobrezas que todo el mundo padece.  A mi marido lo amo como siempre y el también a mí. Mi pareja es docente, trabaja.

¿Anhelás algo en especial?
Mi proyecto es tener una chacra gigante, llena de animales. Me encantan los animales y por eso tengo como 20 perros en la casa. Es lo único que anhelo, no tengo ese afán de otros.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario