Negocian por las tierras de la toma Nuevo Ferri

Con el auspicio del Municipio, comenzó el diálogo entre propietarios y ocupantes por la regularización del lugar.

Empezaron las negociaciones entre los vecinos del asentamiento Nuevo Ferri y los propietarios de las tierras ocupadas, con la mediación del intendente Aníbal Tortoriello. La posibilidad de regularizar el sector despierta grandes expectativas y permite avizorar, de alcanzarse la meta, una rápida urbanización debido a la planificación y a la provisión de servicios que los pobladores han podido concretar.

Las discusiones iniciales se efectuaron el miércoles en la Municipalidad y, por lo que trascendió, se vislumbra un proceso que insumirá algún tiempo, puesto que las partes afinarán los detalles de sus propuestas sobre los valores que asumirá la transacción.

“Las conversaciones serán reservadas. Los dueños quieren cobrar por sus tierras y los vecinos pretenden un precio adecuado. Si no lo consiguen, pedirán la expropiación”, dijo una fuente de la reunión. No quieren ventilar los pormenores para no arruinar las expectativas.

Representantes de la empresa Lamolla, dueña de las tierras, y referentes de la junta vecinal, liderada por la agrupación El Ceibo, y de la oposición de los autoconvocados, se mostraron dispuestos a conversar e intentar acercar posiciones. El intendente Tortoriello trabajó para, a través de sus buenos oficios, abrir un cauce adecuado para que se busque un entendimiento.

En Nuevo Ferri habitan 345 familias. Merced a la organización que los vecinos han logrado, en el asentamiento están bien demarcadas las calles y las parcelas, e incluso hay espacios definidos para reservas fiscales. Se cuenta con los servicios de una red de agua propia y con un tendido eléctrico que, dentro de todo, satisface los requerimientos domésticos. Los habitantes quieren pagar sus parcelas, pero esperan acordar un monto ajustado a sus posibilidades.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario