El proceso que se encuentra en su etapa definitiva sumará un encuentro más, donde se escucharán los alegatos de la fiscalía y la defensa. Justamente, los representantes legales oficiales buscaron mejorar la situación de parte de los condenados y convocaron a varios testigos, que destacaron sus virtudes. Por ejemplo, en el caso de la mujer que trabajaba en el domicilio de los Zanellatto, se vio beneficiada por empleadores que tuvo después y que aseguraron que no tenían motivos para reprocharle ninguna irregularidad.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario