Megabanda: la trama del golpe fallido al Changomas

Pretendían robar la recaudación antes de que pasara el blindado.

POR GUILLERMO ELIA / policiales@lmneuquen.com.ar

La megabanda planeaba tomar por asalto el Changomas de Cipolletti para robar la recaudación minutos antes de que llegara el camión de caudales. Incluso, tenían pensado ir a buscar al gerente y tomar de rehén a la familia para que entregara el dinero.

Te puede interesar...

La peligrosidad de la banda de José “Chiqui” Forno no sólo está plasmada en los robos que perpetraron, sino también en cada una de las escuchas que se ventilaron en el juicio que se les está realizando por asociación ilícita.

Forno reclutó a mediados de 2015 a los delincuentes más pesado de la región y concretaron una gran cantidad de robos desde Regina hasta Zapala.

El que te cuida el mango

Forno, en sus comunicaciones y para no quedar en evidencia de lo que hablaba, a Changomas le decía “el que te cuida el mango”. De esta forma se referían al supermercado ubicado en calle Bolivia al 1100 de Cipolletti.

El 21 de diciembre de 2015 a media mañana, Forno habló por celular con Gustavo Roche, uno de sus secuaces, y le contó que habían estado haciendo tareas de inteligencia en el lugar.

p28-f02-banda-chiqui-forno.jpg

“Anoche fuimos, nos quedamos un rato y queda gente de limpieza adentro. Conseguite el dato del sereno, porque si lo agarramos te metés y ya queda el sector abierto. Sería importante que puedas conseguir cuántos son los de limpieza, así no se nos escapa ninguno porque si uno nos queda escondido ya sabés lo que es, porque hoy cualquiera tiene un teléfono encima”, le dijo Forno a Roche.

Respecto del camión de caudales, Roche le confió: “Un vecino me dijo que a las 0:30 vino el camión y se llevaron todo con custodia”.

En las escuchas dejan en claro que hicieron inteligencia en el local y hasta tenían previsto secuestrar al gerente para que les diera el dinero.

De inmediato, Forno le contó: “Lo hacen (sacar el dinero por las noches) porque yo hablé con un pibe que vio en el Changomas de Neuquén el camión parado. Pero tiene que ser algo muy ocasional o deben tener un mono muy grande (mucho dinero), si no tienen que recurrir al gerente para que vaya a esa hora a abrir porque no lo va a hacer un empleado común”.

A esto, Roche agregó: “Antenoche no me aguanté y salí de una cena y pasé por ahí (por la zona del depósito de Changomas). Le sacudí un piedrazo y no salió nadie, así que me subí por la reja y metí la cabeza y no había nadie. Ese es el sector por donde deben descargar la mercadería y que debe tener custodia de día”.

p28-pieza.jpg

En medio de esa charla mencionaron darle un “roscazo al gerente” para que les entregue todo. Para esto, estaban dispuestos a ir a buscarlo a la casa y tomar a su familia de rehén si era necesario.

El mismo 21 de diciembre, Forno llamó a su compinche Penche Muñoz y le avisó: “Estoy acá con uno que trabaja en limpieza en ‘el que te cuida el mango’ y me dice que todas las noches queda un cobani (policía) adentro, por lo que hay que descartarlo. Avisales a los pibes para que ni vengan. Pongámosle impulso a otra cosa”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario